Craneosinostosis: síntomas, causas y tratamiento

La craneosinostosis es un defecto congénito en el que la fontanela se cierra prematuramente. Como resultado, la cabeza del bebé se desarrolla de manera anormal y hace que la cabeza del bebé luzca imperfecta.

Al principio, el hueso del cráneo no es un solo hueso completo que está solo, sino una combinación de varios huesos conectados por la corona. La corona permanecerá abierta hasta que el bebé tenga 2 años, para que el cerebro del bebé pueda desarrollarse. Luego, la corona se cerrará y formará un hueso sólido del cráneo.

En los bebés con craneosinostosis, la fontanela se cierra más rápidamente antes de que el cerebro del bebé esté completamente formado. Esta condición hace que el cerebro empuje el hueso del cráneo, por lo que la forma de la cabeza del bebé se vuelve desproporcionada.

Si no se trata, la craneosinostosis puede provocar cambios permanentes en la forma de la cabeza y la cara. La presión dentro de la cavidad de la cabeza puede aumentar y provocar afecciones graves, como ceguera y muerte.

Síntoma Craniosinostosis

Los signos de craneosinostosis suelen aparecer al nacer y se vuelven más pronunciados después de unos meses. Estos signos incluyen:

  • No se siente la coronilla o la parte blanda de la cabeza del bebé.
  • La frente parece un triángulo, con la parte posterior de la cabeza ancha.
  • La forma de la frente es en parte plana y en parte prominente.
  • La posición de una oreja es más alta que la otra.
  • La forma de la cabeza del bebé es más pequeña que la de los bebés de su edad.
  • Forma anormal de la cabeza, como alargada y plana, o parece plana en un lado.

Cuando ir al doctor

Siga el calendario de vacunación recomendado. El pediatra controlará el crecimiento y desarrollo del niño durante la inmunización, incluido el crecimiento de la cabeza del niño. Si sospecha que hay una anomalía en el desarrollo o la forma de la cabeza del niño, no se demore en consultar a un médico de inmediato.

Cabe señalar que la cabeza de un bebé de forma anormal no siempre indica craneosinostosis. Esta condición puede ocurrir debido a que el bebé duerme con demasiada frecuencia sobre un lado del cuerpo, sin cambiar de posición. Por lo tanto, se necesita un examen médico para estar seguro.

Causas y factores de riesgo Craniosinostosis

No se sabe qué causa la craneosinostosis, pero se cree que la afección está relacionada con factores genéticos y ambientales. También se cree que la craneosinostosis se desencadena por afecciones que pueden afectar el desarrollo del cráneo de un niño, como el síndrome de Apert, el síndrome de Pfeiffer y el síndrome de Crouzon.

El riesgo de que el bebé desarrolle craneosinostosis es mayor en mujeres que tienen enfermedad de la tiroides o que toman medicamentos para la tiroides durante el embarazo. Las mujeres que usan medicamentos para la fertilidad también pueden experimentar el mismo riesgo, como: clomifeno, antes de quedar embarazada.

Diagnóstico Craniosinostosis

Para confirmar la craneosinostosis, el médico realizará las siguientes pruebas:

  • Examen de la cabeza del bebé mediante el examen de la coronilla y las anomalías de la cabeza.
  • Imágenes con una tomografía computarizada para ver los huesos del cráneo con más detalle.
  • Pruebas genéticas para determinar la sospecha de un trastorno genético.

Tratamiento Craniosinostosis

La craneosinostosis de gravedad leve o moderada no requiere tratamiento específico. El médico aconsejará al paciente que use un casco especial, para mejorar la forma del cráneo y ayudar al desarrollo del cerebro. Sin embargo, los casos más graves de craneosinostosis se tratan con cirugía.

La cirugía para la craneosinostosis depende de la gravedad de la craneosinostosis y de si existe una anomalía genética subyacente. Los objetivos de la cirugía son reducir y prevenir la presión sobre el cerebro, hacer espacio en el cráneo para que se expanda y mejorar la forma del cráneo.

Hay dos tipos de cirugía que se pueden realizar para tratar la craneosinostosis, a saber:

  • Cirugía endoscopio

    Esta cirugía se realiza en bebés menores de 6 meses. Este procedimiento requiere solo un día de hospitalización y no requiere transfusión de sangre. Después de este procedimiento, se puede realizar una terapia con un casco especial para mejorar la forma del cráneo.

  • Cirugía abierto

    Este procedimiento se realiza en bebés mayores de 6 meses. La cirugía abierta requiere de tres a cuatro días de hospitalización y transfusiones de sangre.

Complicaciones Craniosinostosis

La craneosinostosis leve que no se trata puede causar cambios permanentes en la forma de la cabeza y la cara. Como resultado, las personas con craneosinostosis se sienten avergonzadas de mezclarse con la sociedad.

Los pacientes con craneosinostosis grave tienen riesgo de aumento de la presión intracraneal (presión en la cavidad de la cabeza). Si no se trata, el aumento de la presión intracraneal puede provocar las siguientes afecciones graves:

  • Trastornos del desarrollo
  • Trastornos del movimiento ocular
  • Deterioro cognitivo (aprendizaje y pensamiento)
  • Embargo
  • Ceguera