Pectus excavatum: síntomas, causas y tratamiento

El pectus excavatum es un trastorno en el que el esternónlavabo entrar en el cuerpo. En caso lo peor, aparecerá el centro del cofre muy hundido. Por lo tanto, esta condición también se conoce como cofre hundido.

El pectus excavatum se puede detectar desde el nacimiento. A medida que envejece, el esternón tiende a moverse hacia adentro. En casos graves, el esternón puede ejercer presión sobre el corazón y los pulmones. Como resultado, se interrumpe el funcionamiento de los dos órganos.

El pectus excavatum es más común en niños que en niñas. Aun así, en general la condición del pectus excavatum es rara. Para superar esto, se puede realizar una cirugía.

Causas y factores de riesgo del pectus excavatum

Hasta ahora, se desconoce la causa exacta del pectus excavatum. Sin embargo, se cree que esta condición está relacionada con la herencia. Esta alegación surge porque casi el 50% de los pacientes con pectus excavatum tienen familiares con la misma afección.

Se sabe que los niños tienen más riesgo de desarrollar pectus excavatum que las niñas. Esta condición también es más común en personas con las siguientes condiciones:

  • Síndrome de Marfan Sindrom
  • Síndrome de Turner
  • Síndrome de Noonan
  • Síndrome de Ehlers-Danlos
  • Enfermedad ósea debida a trastornos genéticos. osteógenoses imperfecta)

Síntomas del pectus excavatum

La mayoría de los casos de pectus excavatum no son muy visibles porque el tórax está solo ligeramente hundido. La forma del cofre que no es demasiado cóncava no causa ninguna queja. Sin embargo, en algunos casos, el pecho se hundirá más con la edad.

Cuando ir al doctor

En casos graves, el esternón puede ejercer presión sobre los pulmones y el corazón. Acuda al médico de inmediato si experimenta:

  • Infecciones recurrentes del tracto respiratorio.
  • Latido del corazón
  • Se siente cansado más rápido
  • Dolor de pecho
  • Dificil respirar

Diagnóstico de pectus excavatum

Los médicos pueden detectar el pectus excavatum solo realizando un examen físico del tórax del paciente. Sin embargo, el médico realizará varios exámenes de seguimiento para ver las complicaciones que surgen del pectus excavatum:

Radiografía de tórax o tomografía computarizada

Las radiografías de tórax y las tomografías computarizadas tienen como objetivo verificar la gravedad del pectus excavatum y ver si los huesos están presionando contra los pulmones y el corazón.

Electrocardiograma (ECG)

Un electrocardiograma se usa para verificar la actividad eléctrica y el ritmo cardíaco.

Eco del corazón

Se realiza un eco cardíaco para verificar el funcionamiento del corazón y las válvulas cardíacas, asociado con una depresión en el pecho.

Prueba de función pulmonar

Las pruebas de función pulmonar o la espirometría se realizan midiendo la cantidad de aire que pueden contener los pulmones y la rapidez con la que se expulsa el aire de los pulmones.

Prueba de esfuerzo cardíaco

Esta prueba tiene como objetivo controlar el trabajo del corazón y los pulmones durante el ejercicio, por ejemplo, al andar en bicicleta o correr.

Tratamiento del pectus excavatum

El pectus excavatum que no causa molestias no requiere un tratamiento especial. A veces, se aconseja a los pacientes que se sometan a fisioterapia, que puede ayudar a mejorar la postura y ensanchar el pecho del paciente.

Si el pectus excavatum causa trastornos del corazón o los pulmones, no existe otra terapia que la cirugía para superar el pectus excavatum. Los tipos de operaciones que se pueden realizar son:

Operación Nuss

Este procedimiento lo realiza un cirujano que se especializa en el pecho y el corazón, haciendo pequeñas incisiones a ambos lados del pecho del paciente. A través de la incisión, se inserta un metal curvo para levantar el esternón a su posición normal. El metal se eliminará después de dos o tres años.

Operación Ravitch

En este procedimiento, el médico realizará una incisión horizontal en el centro del pecho, para ver directamente el esternón del paciente. Luego, el médico extraerá algunas partes del cartílago alrededor del esternón y luego lo sujetará con metal para corregir la posición del hueso. El metal se eliminará después de 6 a 12 meses.

Complicaciones del pectus excavatum

El pectus excavatum puede causar complicaciones como:

Trastornos cardíacos y pulmonares

El esternón hundido puede comprimir los pulmones, por lo que se reduce el espacio de aire de los pulmones. Los huesos también pueden ejercer presión sobre el corazón. Como resultado, se reduce el trabajo del corazón para bombear sangre.

Problemas de confianza

Los niños con pectus excavatum tienden a tener una postura encorvada. Esta condición puede hacer que los niños se sientan inseguros y eviten ciertas actividades, como nadar.