Conozca las causas de las hemorragias nasales y los pasos de manejo

Sangrado nasal es el término para el sangrado que ocurre en las fosas nasales. Las causas pueden variar, desde leves y pueden manejarse de forma independiente hasta graves y requieren un tratamiento especial.

Las hemorragias nasales tienen el término médico epistaxis. Esta condición le puede pasar a cualquiera y puede ocurrir de repente, por lo que es importante conocer los pasos iniciales para manejarla como primeros auxilios.

Causas de hemorragias nasales por tipo

Las hemorragias nasales se pueden dividir en dos tipos según la ubicación del sangrado, a saber:

Hemorragia nasal anterior

Las hemorragias nasales anteriores ocurren porque los vasos sanguíneos en la parte delantera de la nariz están dañados o desgarrados, lo que provoca sangrado. Las hemorragias nasales anteriores son comunes en los niños.

Estas son las causas de las hemorragias nasales anteriores que debe conocer:

  • Fiebre o aumento de la temperatura corporal.
  • Un resfriado o gripe que desencadena una congestión nasal y estornudos repetidos.
  • Sinusitis recurrente o recurrente.
  • Lesiones menores, como lesiones por picarse la nariz o golpearse.
  • Uso excesivo de descongestionantes.

Hemorragia nasal posterior

Las hemorragias nasales posteriores ocurren porque los vasos sanguíneos en la parte posterior de la nariz están dañados y sangran. Las hemorragias nasales posteriores son más comunes en los ancianos y en las personas que tienen las siguientes afecciones:

  • Fractura del hueso de la nariz debido a un traumatismo provocado por un golpe o una caída.
  • Cirugía de naríz.
  • Tumores en la cavidad nasal.
  • Aterosclerosis.
  • Leucemia e hipertensión.
  • hemofilia.
  • Telangiectasia hemorrágica hereditaria (HHT), que es un trastorno genético que afecta los vasos sanguíneos.
  • Uso de medicamentos, como aspirina, warfarina y heparina.

Pasos para el manejo de hemorragias nasales

Cuando usted o alguien a su alrededor tiene una hemorragia nasal, lo primero que debe hacer es mantener la calma y encontrar un lugar cómodo.

Después de eso, puede seguir los siguientes pasos para manejar las hemorragias nasales:

  • Sientate derecho

    Este método es útil para reducir la presión de los vasos sanguíneos de la nariz, de modo que el sangrado pueda detenerse de inmediato.

  • Inclinarse hacia adelante y pellizcarse la nariz

    Después de sentarse con la espalda recta, inclínese hacia adelante para evitar tragar la sangre que sale de su nariz. Luego, apriétese la nariz con fuerza durante 15 a 20 minutos y respire por la boca.

  • Comprimir el puente de la nariz después de sangrar.

    También puedes comprimir la nariz con agua fría o con cubitos de hielo envueltos en plástico. Coloque la compresa en el puente de su nariz. Si es posible, también puede frotar un poco jalea de petróleo al interior de la nariz usando bastoncillo de algodón o tu dedo.

Si la hemorragia nasal dura más de 30 minutos, debe consultar a un médico de inmediato para que pueda recibir tratamiento de emergencia.

No solo eso, si experimenta hemorragias nasales frecuentes, también debe consultar a un médico. El médico realizará una serie de exámenes para determinar la causa de su hemorragia nasal y brindará el tratamiento adecuado.