Causas del cuerpo enfermo y consejos para evitarlo

El cuerpo a menudo está enfermo puede ser causado por varias cosas, que van desde un sistema inmunológico débil o una exposición frecuente a gérmenes, virus o parásitos. Esto puede deberse a un estilo de vida poco saludable, un entorno de vida poco higiénico, a ciertos problemas de salud.

Varios tipos de gérmenes, virus y parásitos pueden causar infecciones en el cuerpo y enfermarlo. Pero para superar esto, el cuerpo tiene un sistema de defensa natural llamado sistema inmunológico.

El sistema inmunológico o sistema inmunológico consta de anticuerpos, ciertas células, tejidos y órganos, que van desde glóbulos blancos, bazo, médula ósea, ganglios linfáticos, hasta los escudos naturales del cuerpo, como la piel y el cabello, así como moco en el los tejidos mucosos del cuerpo.

Cuando el sistema inmunológico es débil o problemático, el cuerpo puede volverse más susceptible a las enfermedades.

Causas del cuerpo a menudo enfermo

Casi todo el mundo debe haber experimentado dolor, tanto de cabeza como de estómago, fiebre, resfriado y tos. Esta condición es realmente normal e indica que el sistema inmunológico del cuerpo está trabajando activamente para combatir las infecciones.

Pero si el cuerpo suele estar enfermo, hay varios factores que pueden ser una posible causa, a saber:

1. Patrones de alimentación poco saludables

Puede tener un sistema inmunológico fuerte comiendo muchos alimentos saludables que sean ricos en nutrientes, como antioxidantes, proteínas, omega-3, así como vitaminas y minerales. Por ejemplo, verduras y frutas, huevos, pescado, mariscos, nueces, yogur y cereales integrales, como el trigo.

Por el contrario, el hábito de comer alimentos poco saludables puede debilitar el sistema inmunológico y hacer que sea susceptible a enfermedades. Por lo tanto, reduzca el consumo de alimentos poco saludables, como la comida rápida o los alimentos con alto contenido de grasas saturadas, demasiado salados o demasiado dulces.

También evite el hábito de comer alimentos poco higiénicos, crudos, poco cocidos o rancios porque estos alimentos contienen gérmenes y parásitos que causan infecciones.

2. Falta de líquidos

Además de los alimentos saludables, aumentar el consumo de líquidos, que van desde agua, té y jugos de frutas, también puede evitar que se enferme. Con las necesidades de líquidos suficientes todos los días, se mantendrá la ingesta de nutrientes a todas las células del cuerpo y los órganos del cuerpo pueden funcionar normalmente.

El agua también funciona para hidratar las áreas de la boca, la nariz y la garganta para que los virus y gérmenes no entren fácilmente. Por lo tanto, su riesgo de enfermedad será mayor si el cuerpo está deshidratado. No solo eso, no beber suficiente agua también puede aumentar el riesgo de que el cuerpo se deshidrate.

Evite el consumo excesivo de alcohol porque puede interferir con la salud y debilitar el sistema inmunológico.

3. Estrés prolongado

El estrés que ocurre ocasionalmente y desaparece una vez que se aborda la causa es parte de la vida cotidiana.

Sin embargo, si siente que el estrés severo y prolongado o el estrés ha causado problemas de salud mental, como depresión o trastornos de ansiedad, entonces el impacto puede debilitar su sistema inmunológico. Como resultado, el cuerpo se enfermará fácilmente.

4. Falta de sueño

Varios estudios han demostrado que la falta de sueño puede reducir la capacidad natural del cuerpo para combatir las infecciones. No solo eso, la falta de sueño también puede aumentar el riesgo de obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas y cáncer.

Por lo tanto, se recomienda no quedarse despierto hasta tarde y dormir en un horario regular, con una duración de 7-9 horas cada noche.

5. Perezoso para lavarse las manos

Cuando está activo durante el día, sus manos pueden tocar algo sucio sin saberlo y contener virus y bacterias. Por ejemplo, al cambiarle el pañal a un bebé, después de orinar o defecar, sujetar el pomo de la puerta, incluso al tocar la pantalla del celular.

Por lo tanto, si rara vez o le da pereza lavarse las manos, este hábito puede aumentar las posibilidades de que los gérmenes y virus de las manos entren en el cuerpo a través de la boca, la nariz o los ojos. Por lo tanto, debe acostumbrarse regularmente a lavarse las manos correctamente para que su cuerpo no se enferme fácilmente.

6. Falta de limpieza

La limpieza del cuerpo y el medio ambiente juega un papel importante en la prevención de enfermedades infecciosas. Cuando no se mantiene la higiene o el saneamiento, los gérmenes, virus y parásitos que causan infecciones se multiplicarán fácilmente y atacarán su cuerpo.

Si tiene esto, seguirá siendo susceptible a la infección aunque su sistema inmunológico funcione correctamente.

Por lo tanto, es importante limpiar la casa con regularidad, no tirar basura, lavarse las manos con regularidad y cepillarse los dientes con frecuencia para que el cuerpo se mantenga limpio y no sea susceptible a enfermedades.

7. Ciertas afecciones médicas

Además de algunas de las consecuencias de algunos de los factores anteriores, un sistema inmunológico debilitado también puede ser causado por ciertas enfermedades o afecciones médicas, que incluyen:

  • Efectos secundarios de los medicamentos, como la quimioterapia.
  • Ha tenido una cirugía para extirpar el bazo (esplenectomía).
  • VIH / SIDA.
  • Leucopenia o un número bajo de glóbulos blancos en el cuerpo, lo que hace que el cuerpo sea susceptible a infecciones.
  • Trastornos genéticos, por ejemplo, síndrome de DiGeorge.
  • Desnutrición

Las enfermedades causadas por un estilo de vida poco saludable se pueden prevenir y superar adoptando un estilo de vida saludable, llevando una dieta sana y equilibrada, descansando lo suficiente, haciendo ejercicio con regularidad, no fumando y completando las vacunas.

Si ocurre ocasionalmente, es posible que los dolores corporales no sean causados ​​por algo dañino. Sin embargo, si su cuerpo suele estar enfermo y no va a trabajar ni a la escuela con frecuencia, un médico debe controlar esta afección, ya que podría deberse a ciertos problemas de salud.

Por lo tanto, no dude en acudir al médico para someterse a un examen de salud exhaustivo y recibir tratamiento para que el cuerpo no se enferme fácilmente en el futuro.