Madre, vamos, enséñeles a los niños hábitos saludables antes de dormir

Es necesario tener hábitos saludables antes de acostarse para que los niños tengan una buena calidad y cantidad de sueño. ¿Qué tipo de hábitos saludables se deben desarrollar? Vamos, mirarla siguiente explicación sobreservariedad de hábitos saludables antes de acostarse que tu puedes enseñar en ninos.

Las actividades realizadas antes de acostarse tendrán un impacto en los patrones de sueño de los niños. Los buenos patrones de sueño ayudarán al crecimiento y desarrollo de los niños. En el período de crecimiento, los niños necesitan un tiempo de sueño más prolongado, que es de unas 10-11 horas.

Hábitos saludables SAntes de dormir para el pequeño

Para que el tiempo de sueño de tu pequeño sea de mayor calidad y pueda crecer de forma saludable, puedes enseñarle los siguientes hábitos:

1. Preste atención a la hora y el tipo de comida antes de acostarse.

Las comidas abundantes demasiado cerca de la hora de acostarse pueden dificultar el sueño de los niños y desencadenar trastornos del tracto digestivo, como la ERGE. Para prevenir esto, conviértase en un hábito de cenar al menos 3-4 horas antes de acostarse.

Además, también preste atención al tipo de comida proporcionada. Los niños no deben consumir bebidas y alimentos con cafeína, como té, refrescos o chocolate, en exceso. Esto se debe a que la cafeína puede interferir con los patrones de sueño.

Como sustituto de la bebida, la madre puede darle leche o fruta antes de acostarse, para que el niño no tenga hambre.

2. Cepíllate los dientes y límpiate

Si no se limpia la boca y los dientes con regularidad, las bacterias pueden acumularse en la boca y entre los dientes, especialmente después de todo el día comiendo varios tipos de alimentos. Por lo tanto, convierta en un hábito que su pequeño se cepille los dientes antes de acostarse. Este hábito también puede prevenir las caries.

Además de la higiene dental y bucal, los niños también deben aprender a mantener su cuerpo limpio bañándose regularmente. La madre puede bañar al pequeño con agua tibia, porque el agua tibia hará que sea más fácil dormir y conciliar el sueño.

3. Cambiarse de ropa y limpiar la cama

Para que el niño esté más cómodo y listo para dormir, la madre puede cambiar la ropa del niño por pijamas o ropa de dormir.

Además, el entorno de la habitación y la cama también influye en los hábitos de sueño de los niños. Una habitación limpia con la temperatura adecuada puede ayudar a los niños a dormir cómodamente. Mantén la temperatura ambiente en el rango de 18-24oC para que el niño duerma más cómodamente, y debes evitar llevar comida, juguetes u otras cosas contigo artilugio a la cama porque puede hacer que se quede despierto hasta tarde jugando.

4. Leer historias

Las madres también pueden leer cuentos a sus pequeños antes de acostarse. Este hábito es útil para ayudar al desarrollo cognitivo y las habilidades del lenguaje de los niños.

Además, esta interacción también puede fortalecer la relación entre padres e hijos. Las madres también pueden hacer de este momento un momento para compartir historias y sentimientos con los niños.

Aun así, presta atención al tipo de historia que se le da, Madre. Elija historias que sean divertidas e inspiradoras, y evite las historias de miedo o problemáticas tanto como sea posible.

5. Atenúe las luces de la habitación y apáguelas artilugio

La luz azul de dispositivos electrónicos, como televisores, computadoras y smartphone, puede interferir con la producción de melatonina, una hormona que juega un papel en los patrones y el tiempo del sueño. También puede dificultar el levantarse por la mañana. Por lo tanto, mantente alejado artilugio fuera del alcance de su pequeño al menos 1 hora antes de acostarse.

También conviértase en un hábito de apagar las luces de la habitación de su pequeño, porque una habitación oscura también aumentará la producción de melatonina. Si su hijo le tiene miedo a la oscuridad, puede atenuar la luz en la habitación del niño.

Existen varios hábitos saludables antes de acostarse que pueden tener un impacto positivo en el crecimiento y desarrollo de un niño. Realice estas actividades a la misma hora todos los días para que el niño se acostumbre. Además, se anima a la Madre a que siga los mismos hábitos saludables como ejemplo para el Pequeño.