Varias formas de mejorar la posición de un bebé de nalgas de forma natural

La posición de un bebé de nalgas es que el bebé está en posición vertical con la cabeza en la parte superior del útero o de espaldas al canal de parto, antes del período de parto. En condiciones normales, la cabeza del bebé debe estar en la parte inferior del útero mirando hacia el canal del parto.

Mientras está en el útero, el bebé continúa moviéndose y girando. Con el tiempo, el tamaño del bebé aumentará, por lo que le será difícil cambiar de posición después de la semana 37 de embarazo. La posición de un bebé de nalgas se puede determinar mediante un examen de embarazo o mediante un examen de ultrasonido realizado por un obstetra en el hospital.

Devolver al bebé a una posición normal

Si su bebé está en posición de nalgas, puede "convencer" a su bebé para que vuelva a una posición normal de varias formas naturales, como se muestra a continuación.

  • Levantando la pelvis

    Puede comenzar a cambiar la posición del bebé de nalgas en el útero levantando la pelvis hasta 30 cm del piso. Para realizar esta técnica, debes estar en posición supina con las rodillas dobladas y los pies planos. Este ejercicio ligero se puede realizar durante 10 a 15 minutos, tres veces al día. Se recomienda que use una almohada para sostener su pelvis para que no sienta dolor. El ejercicio regular durante el embarazo, como caminar, también puede ayudar a mejorar la posición de un bebé de nalgas.

  • Usando voz

    Básicamente, el bebé comienza a escuchar sonidos desde fuera del estómago de la madre cuando la edad gestacional ingresa a la semana 15. Puede usar música o su voz para convencer a su bebé de que se coloque en la posición correcta. Para hacerlo, puede pegar auriculares directamente a la parte inferior del abdomen.

  • Terapia de hipnosis

    La terapia de hipnosis se realiza para que usted se relaje, se calme y se concentre al darle sugerencias a su subconsciente. Según la investigación, la posición del bebé se puede cambiar si las mujeres embarazadas a menudo hacen esta terapia cuando la edad gestacional entra en la semana 37 a la 40. Puede consultar a un médico para obtener recomendaciones de un hipnoterapeuta competente.

  • Terapia de acupuntura

    Terapia de acupuntura combinada con hojas o hierbas ardientes, también conocida como terapia de moxibustión, junto con otros métodos como Versión cefálica externa (ECV), se cree que ayuda a cambiar la posición de un bebé de nalgas. El terapeuta pinchará la aguja de acupuntura en la punta del dedo meñique. Se cree que este método puede estimular el movimiento del bebé en el útero para que pueda volver a su posición correcta. Sin embargo, primero debe consultar con un ginecólogo antes de usar este método alternativo.

Algunos de los métodos de tratamiento natural mencionados anteriormente pueden mejorar la posición de un bebé de nalgas en algunos casos. Sin embargo, no son pocos los pacientes que no obtienen los resultados esperados de este tratamiento. Si los métodos de tratamiento anteriores lo hacen sentir incómodo, doloroso o molesto, lo mejor es detenerse de inmediato.

Tratamiento hospitalario

Si los métodos naturales no pueden mejorar la posición de un bebé de nalgas, es mejor que consulte a un médico para recibir tratamiento médico en un hospital. Una de las formas más comunes de mejorar la posición de un bebé de nalgas es la versión cefálica externa (ECV). Este método también se usa a menudo si el bebé está en una posición horizontal o transversal en el útero.

Otro tratamiento que se puede realizar en el hospital es la administración de relajantes uterinos o fármacos tocolíticos, que se pueden agregar con anestesia o anestesia para aumentar la tasa de éxito de los procedimientos de ECV.

Si los métodos naturales o los procedimientos médicos aún no pueden mejorar la posición del bebé de nalgas, aunque aún es posible un parto normal, los médicos generalmente optarán por realizar una cesárea. Este procedimiento se considera la forma más segura de tratar el parto en posición de nalgas.

Para obtener los máximos resultados y prevenir complicaciones peligrosas, es mejor consultar primero a un obstetra antes de intentar cualquier acción para corregir la posición de un bebé de nalgas. Y recuerde, que las medidas para corregir la posición de un bebé de nalgas deben ser realizadas por profesionales médicos capacitados.