Alimentos peligrosos para mujeres embarazadas

Sin darnos cuenta, existen varios tipos de alimentos peligrosos para las mujeres embarazadas que no deben consumirse. Este alimento se considera peligroso porque está contaminado con bacterias, parásitos o contiene ciertos ingredientes que se considera que amenazan la seguridad de la madre y el feto en el útero.

Las mujeres embarazadas deben prestar atención a cada ingesta de alimentos que consumen, incluido saber qué alimentos peligrosos no deben consumirse. Esto se debe a que todos los alimentos que consumen las mujeres embarazadas afectarán la salud del feto en el útero.

Tenga cuidado con los alimentos contaminados

Los alimentos que consumen las mujeres embarazadas pueden ser peligrosos si están contaminados con bacterias y parásitos, como:

Listeria monocytogenes

Listeria monocytogenes son bacterias que se pueden encontrar en el suelo y el agua. Estas bacterias pueden contaminar plantas y animales, por lo que las mujeres embarazadas deben asegurarse de que las frutas, verduras y carne que consumen estén realmente bien mantenidas.

Cuando las mujeres embarazadas se infectan con esta bacteria (listeriosis), se pueden sentir síntomas como fiebre, fatiga, dolores musculares y dolor de garganta. La infección por listeriosis en mujeres embarazadas es peligrosa, porque estas bacterias pueden ingresar fácilmente a la placenta, por lo que existe la posibilidad de amenazar la supervivencia del bebé en el útero. Los bebés corren el riesgo de tener un parto prematuro, un mortinato y un aborto espontáneo.

Toxoplasma gondii

Toxoplasma gondii es un parásito que causa la infección por toxoplasmosis. Esta infección puede ocurrir si las mujeres embarazadas comen carne poco cocida que ha sido contaminada con parásitos. Toxoplasma gondii. Además, exposición a heces de gato que han sido infectadas con parásitos. Toxoplasma gondii también puede hacer que las mujeres embarazadas se infecten con toxoplasmosis.

Los síntomas de esta infección pueden incluir fatiga, fiebre, dolor de cabeza, inflamación de los ganglios linfáticos y dolores musculares. La toxoplasmosis puede provocar un aborto espontáneo o muerte fetal. En el caso de los bebés que nacen después de haber estado expuestos a esta infección en el útero, existe la posibilidad de que el bebé padezca afecciones graves como infecciones oculares, ictericia, convulsiones, agrandamiento del hígado y el bazo.

Ingredientes alimentarios que son peligrosos para las mujeres embarazadas

Además de conocer las causas de la contaminación de los alimentos que son peligrosas para las mujeres embarazadas, también deben evitarse los siguientes tipos de alimentos porque presentan un riesgo de interferir con el embarazo:

1. Pescado de mar

Las mujeres embarazadas deben tener cuidado al elegir el pescado que comen, porque algunos tipos de peces marinos contienen altos niveles de mercurio. Los pescados que se deben evitar son la caballa, el pez espada, el atún y el marlín.

La investigación dice que la exposición excesiva al mercurio en mujeres embarazadas puede interferir con el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso del bebé. Incluso puede afectar la visión, las habilidades motoras, el lenguaje y la cognición de un niño.

Si las mujeres embarazadas quieren comer pescado de mar, elija pescado o mariscos bajos en mercurio, como camarones, sardinas, tilapia de mar y salmón. Sin embargo, la dosis todavía está limitada a no más de 340 gramos por semana.

2. Carne cruda

Uno de los alimentos peligrosos para las mujeres embarazadas es la carne cruda. Los alimentos que contienen carne cruda, como sushi, sashimi y bistec poco cocido, deben evitarse durante el embarazo para la salud del feto en el útero.

Toda la carne que consuman las mujeres embarazadas debe cocinarse bien para evitar la contaminación y la intoxicación alimentaria por bacterias. Salmonela, Campylobacter, E. coliy parásitos.

3. Huevos crudos

Las mujeres embarazadas deben asegurarse de que los huevos consumidos se cocinen de manera uniforme antes de consumirlos. Esto se debe a que los huevos crudos o poco cocidos que consumen las mujeres embarazadas pueden contener bacterias. Salmonela.

Aunque no daña directamente al feto, el consumo de huevos contaminados Salmonela puede hacer que las mujeres embarazadas experimenten trastornos digestivos en forma de diarrea y vómitos. Esta condición tiene el riesgo de deshidratar a las mujeres embarazadas, lo que sin duda es peligroso para el embarazo.

4. Varios tipos de queso

Algunos tipos de queso se elaboran con leche que no ha pasado por el proceso de pasteurización, esto corre el riesgo de interferir con el embarazo. Además, el queso como este también se considera peligroso para comer porque tiende a ser más húmedo, lo que hace que la bacteria de la listeria crezca y prospere.

Si las mujeres embarazadas quieren comer queso, elija queso de textura dura y seca, por ejemplo queso parmesano o queso Cheddar. Las mujeres embarazadas también pueden elegir queso de textura suave elaborado con leche pasteurizada como el queso. ricotta, Queso indio, queso Mozzarella, o cabaña.

5. Corazón

Las mujeres embarazadas deben tener más cuidado al consumir hígado o alimentos que contengan hígado durante el embarazo. Esto se debe a que el contenido de vitamina A en el hígado es muy alto, por lo que puede dañar al feto en el útero si se consume en exceso.

En realidad, las mujeres embarazadas aún pueden consumir hígado, pero no demasiado ni con demasiada frecuencia. El límite seguro de consumo de hígado para mujeres embarazadas es una vez al mes con una porción razonable.

6. Verduras y frutas crudas o sin lavar

Asegúrese de siempre lavar bien las verduras y frutas con agua corriente. También evite comer frutas o verduras que hayan sido dañadas, perforadas o magulladas porque las bacterias pueden prosperar en estas áreas.

Es importante que las mujeres embarazadas consuman alimentos nutritivos y eviten diversos alimentos que se consideran peligrosos. Si las mujeres embarazadas aún tienen dudas sobre los alimentos que ingieren, no duden en consultar a su obstetra por seguridad, mientras realizan un control de embarazo. Siguiendo los consejos de los médicos, se puede mantener la salud de las mujeres embarazadas y del feto en el útero.