¿Es seguro comer hongos durante el embarazo?

Hay muchos mitos que dicen que comer hongos durante el embarazo es peligroso puede preocupar a las mujeres embarazadas. De hecho, los hongos contienen muchos nutrientes que son buenos para el embarazo, sabes. Para no equivocarse, considere la siguiente explicación.

Comer hongos durante el embarazo es realmente seguro, Cómo, de hecho se recomienda. Esto se debe a que los hongos contienen muchos nutrientes útiles, tanto para las mujeres embarazadas como para el pequeño en el útero. Además, el delicioso y sabroso sabor puede aumentar el apetito de las mujeres embarazadas.

Además, si las mujeres embarazadas son vegetarianas, los hongos también son la opción correcta para procesarlos como sustitutos de la carne.

Consejos para comer hongos durante el embarazo

Aunque se considera seguro y bueno para la salud de las mujeres embarazadas, existen algunos consejos que las mujeres embarazadas pueden aplicar si quieren comer hongos durante el embarazo, a saber:

  • Elija hongos que sean fáciles de distinguir de los hongos venenosos, como los hongos botón, los hongos miel, los hongos ostra y los hongos porcini.
  • Compre hongos que aún estén frescos.
  • Limpiar bien los champiñones y cocinar hasta que estén cocidos.
  • Evite comer setas enlatadas o saladas porque corren el riesgo de causar intoxicación.

Beneficios de comer hongos durante el embarazo

A continuación se muestra el contenido nutricional de las setas y los distintos beneficios que se pueden obtener:

1. Vitamina B

Los hongos son una fuente natural de vitaminas del complejo B que son beneficiosas para las futuras madres y sus bebés por nacer. Las vitaminas B1 y B3 en los hongos pueden acelerar el desarrollo del cerebro del bebé. Además, esta vitamina también puede aliviar la fatiga, aumentar la energía y proteger la salud del corazón de las mujeres embarazadas.

2. Antioxidante

Los hongos son ricos en un antioxidante llamado selenio. Los antioxidantes pueden estimular el sistema inmunológico, por lo que las mujeres embarazadas pueden ser más inmunes a todo tipo de enfermedades durante el embarazo. No solo eso, los antioxidantes también pueden proteger al cuerpo de los radicales libres que pueden causar diversas enfermedades crónicas.

3. Cobre

El cobre es un mineral que se encuentra en muchos hongos. Este mineral puede ayudar a la formación de glóbulos rojos que son útiles para transportar oxígeno a todo el cuerpo. Además, este mineral también es importante para apoyar el desarrollo del corazón, los vasos sanguíneos y el sistema nervioso del bebé en el útero.

4. Vitamina D

Los hongos son una fuente de vitamina D. Al comer hongos durante el embarazo, su pequeño en el útero puede obtener muchos beneficios de esta vitamina. La vitamina D es buena para la salud ósea, la función del sistema inmunológico y el crecimiento de tejido sano en el feto. Además, satisfacer las necesidades de vitamina D también puede reducir el riesgo de que las mujeres embarazadas experimenten preeclampsia.

5. Potasio

El potasio juega un papel importante en el mantenimiento del equilibrio de líquidos y electrolitos en las células del cuerpo. El potasio se vuelve más importante para las mujeres embarazadas porque los líquidos corporales aumentan hasta en un 50% durante el embarazo.

Por lo tanto, comer hongos durante el embarazo es la elección correcta. Además, consumir hongos también puede prevenir la aparición de calambres en las piernas que a menudo ocurren en mujeres embarazadas debido a la deficiencia de potasio.

Aunque los hongos tienen una serie de beneficios para la salud, las mujeres embarazadas deben tener cuidado porque algunas personas son alérgicas a los hongos. Por lo tanto, si las mujeres embarazadas nunca han comido hongos, tenga en cuenta las reacciones alérgicas, como picazón, labios o párpados hinchados e incluso dificultad para respirar.

Si todavía tiene dudas sobre comer hongos durante el embarazo, las mujeres embarazadas pueden consultar primero a un médico. Durante la consulta, las mujeres embarazadas también pueden preguntar al mismo tiempo qué alimentos saludables son buenos para el consumo durante el embarazo.