Cómo elegir un pediatra

Determinar el pediatra adecuado para su hijo no es una decisión fácil. Debe poder ser un experto y digno de confianza para ayudarla a cuidar al bebé.

Aunque muchas personas ejercen la profesión de pediatras, encontrar el adecuado para ti y tu pequeño no es tarea fácil. Hay muchas consideraciones que deben tenerse en cuenta antes de elegir el pediatra adecuado para su bebé.

¿Qué tipo de pediatra se necesita?

A muchos se les puede pedir la recomendación de un pediatra que sea adecuada para usted y su pequeño. Además de resumir las recomendaciones de las partes de confianza, las siguientes cosas pueden usarse como una medida de qué tan bueno es un pediatra para que usted sea un socio en el cuidado y la crianza de su bebé.

  • El consuelo del pequeño

    Desde la primera vez que consulta a un médico, se puede medir la compatibilidad. Basta ver cómo responde el niño al médico y viceversa. También puede prestar atención a cómo trata el médico a su bebé. Cuanto más cómodo se sienta su hijo con el médico, más valioso será el médico para ser candidato.

  • Bondad y paciencia

    Además de poder hacer que los niños se sientan cómodos, vea también lo amable que es el pediatra con el personal de la clínica y la familia del paciente. También preste atención a cómo maneja sus quejas y las de su hijo. Es importante que los pediatras tengan más paciencia al escuchar las quejas de los pacientes. Otra cosa que también es importante es si es fácil contactar al médico si su pequeño se enferma repentinamente fuera del horario de práctica.

  • Conveniencia de la práctica

    Preste atención a la sala de espera proporcionada. Además de ser cómoda, la sala de espera debe ser segura para tu pequeño. Además, preste atención al tiempo que debe esperar para que el médico trate a otro paciente. No olvide prestar atención también a la comodidad y el amplio estacionamiento.

  • Equipo y asistencia

    Uno de los más importantes es garantizar la calidad del pediatra de su elección. Además de que se le exija tener suficientes conocimientos en el campo, preste atención a la integridad del equipo en el que está practicando. También debe asegurarse de que las enfermeras y el personal del consultorio del pediatra tengan las cualidades necesarias. La provisión de ambulancias y equipo de emergencia en el hospital puede ser una consideración importante como instalaciones adicionales si es necesario en cualquier momento.

Condiciones que requieren un examen pediátrico

Existen algunos síntomas de ciertas enfermedades en los niños que deben visitar a un pediatra. Estas condiciones incluyen:

  • Trastornos del sistema digestivo

    La indigestión en los niños generalmente se caracteriza por náuseas, vómitos, problemas intestinales y puede ocurrir junto con tos y síntomas de gripe. Debe llevar a su hijo al pediatra si hay sangre en el vómito o las heces del niño. Además, si el dolor abdominal experimentado por el niño hace que no pueda moverse, entonces el niño debe ser llevado inmediatamente a ver a un pediatra. Los problemas del sistema digestivo como la diarrea, especialmente si las heces son sanguinolentas o viscosas, así como la dificultad para defecar (estreñimiento / estreñimiento), también requieren la ayuda de un pediatra para recibir el tratamiento adecuado. Mientras tanto, vomita a un nivel que puede provocar deshidratación y requiere atención médica si no cesa durante 24 horas.

  • Fiebre

    Debe visitar a un médico si un niño tiene fiebre antes de los 3 meses de edad, incluso si la fiebre sigue por debajo de los 38ºC. En niños de 3 meses o más, puede consultar a un pediatra si la fiebre dura más de tres días acompañada de debilidad o parece muy enferma. Si su hijo tiene fiebre de 40ºC o más, llévelo al pediatra lo antes posible. Asimismo, si la fiebre se acompaña de otros síntomas, como vómitos, convulsiones, dificultad para respirar, llanto constante y dificultad para levantarse de la cama.

  • Gripe y tos

    Aún es necesario vigilar la gripe y la tos en los niños. Especialmente si la gripe se acompaña de dificultad para respirar, fiebre durante más de tres días y aparecen signos de deshidratación. Acuda de inmediato a un pediatra porque esta afección es un signo de un problema de salud grave.

  • Sarpullido

    Las erupciones pueden ser causadas por varias cosas, como infecciones, alergias e irritación por el uso de jabón y pañales. Los signos de una erupción que debe involucrar a un pediatra son una erupción con vómitos, una erupción que no mejora durante dos o tres días y fiebre. Puede llevarlo al médico para que le administre el medicamento adecuado y adecuado.

En esencia, no dudes en consultar a un pediatra si hay algún síntoma de salud en tu pequeño. Los pediatras siempre están dispuestos a hablar contigo sobre el desarrollo de tu pequeño para que se mantenga sano y pueda realizar sus actividades.