No elija el jabón incorrecto para mantener su piel sana

El baño es una parte importante de la rutina para mantener la salud. Especialmente después de la exposición a gérmenes que pueden adherirse a la piel junto con el polvo y la suciedad. Por eso, es recomendable elegir un jabón de baño que sea capaz de combatir las bacterias mientras limpia la suciedad y mantiene la piel sana.

Como ya sabemos, los beneficios del baño son mantener la limpieza y la salud de la piel y el cabello. Pero además de eso, el baño también puede aumentar el metabolismo y el estado de ánimo del cuerpo.

Elegir el jabón adecuado

Hay tantas opciones de jabones disponibles en el mercado y no todos los jabones tienen los mismos ingredientes y beneficios. Para mantener una piel sana, se recomienda tomar un baño todos los días y elegir el jabón adecuado, según las necesidades específicas de tu piel:

  • Ingredientes naturales y respetuosos con la piel

    Es importante elegir materiales que sean amigables con la piel, para que la piel se pueda mantener limpia y evitar irritaciones. Elija un jabón suave, que generalmente contiene ingredientes naturales como frutas. Por ejemplo, el jabón que contiene albaricoques puede ralentizar, prevenir y combatir los radicales libres que pueden ser una de las causas del daño de la piel, porque los albaricoques contienen antioxidantes.

  • Maleza

    Para limpiar los poros, puede usar un jabón que contenga granos finos o un exfoliante. Estos granos finos pueden limpiar la superficie de la piel hasta los poros levantando y reduciendo la acumulación de células muertas y suciedad de la capa cutánea.

Aunque la efectividad del jabón es generalmente la misma, existen opciones de jabones con ingredientes antibacterianos que tienen como objetivo priorizar la higiene de la piel para mantenerla saludable. Especialmente en determinadas condiciones que permiten la exposición a muchos gérmenes. Como cuando estás enfermo o cuidando a un enfermo.

Otras formas de mantener la salud de la piel

Además de bañarse regular y correctamente, otras formas de mantener la piel sana que se pueden hacer incluyen:

  • Usa una crema hidratante

    Evite bañarse por mucho tiempo porque puede resecar la piel. El tiempo límite recomendado para bañarse es de unos 10 minutos. Después del baño, se recomienda utilizar una crema hidratante o humectante. Esto se debe a que la humedad de la piel generalmente se levanta al bañarse. Los humectantes pueden mantener el contenido de agua en el tejido de la piel, de modo que la piel pueda hidratarse adecuadamente.

  • Usa protector solar

    El uso de protector solar es muy importante para mantener una piel sana porque puede protegerla de la exposición a la luz solar directa. Asegúrese de que el protector solar que usa pueda bloquear bien los rayos UV-A y UV-B, de modo que se pueda prevenir el envejecimiento prematuro, la aparición de arrugas y pequeñas manchas marrones en la piel. No solo eso, este paso también reduce el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

  • Viva una dieta saludable

    La salud de la piel también se ve afectada por los alimentos consumidos. Si quieres tener una piel sana, es recomendable comer muchas frutas, verduras, frutos secos y proteínas, y evitar las grasas saturadas.

  • Deporte

    También se puede mantener una piel sana haciendo ejercicio con regularidad. Esto se debe a que el ejercicio puede mejorar la circulación sanguínea para mantener la piel sana.

Por lo tanto, tome una ducha con regularidad al menos dos veces al día, especialmente después de actividades que causen sudoración excesiva, como el ejercicio. Esto se debe a que las bacterias pueden multiplicarse rápidamente en la ropa húmeda que está llena de sudor. No olvides elegir siempre el jabón adecuado para tu piel, para mantener tu piel sana.