Reconocer los síntomas de los ojos bizcos en los niños y cómo superarlos

Los ojos bizcos en los niños necesitan un tratamiento especial. Si no se controla, esta condición puede hacer que el niño experimente alteraciones visuales, como visión borrosa o visión doble. Por lo tanto, reconozca los síntomas para que los ojos cruzados en los niños se puedan superar desde el principio.

Los ojos bizcos o el estrabismo suelen aparecer en la infancia. En una condición de ojo bizco, los músculos oculares que están conectados al cerebro no funcionan correctamente. Como resultado, los movimientos del ojo izquierdo y del ojo derecho se vuelven diferentes, que deberían moverse en la misma dirección.

Los niños pueden experimentar los ojos bizcos desde que nacen o se desarrollan a medida que crecen. La mayoría de los estrabismos se diagnostican cuando un niño tiene entre 1 y 4 años y rara vez se desarrollan después de los 6 años.

Síntomas del ojo bizco

Se mencionó anteriormente que los ojos bizcos se pueden ver cuando los ojos no se mueven en la misma dirección al mismo tiempo.

Generalmente, el ojo cuya línea de visión está hacia adelante es el ojo que es más dominante o más fuerte. Mientras tanto, el otro ojo cuya línea de visión no siempre está hacia adelante es el ojo más débil.

Además, hay varios otros síntomas de ojos cruzados en los niños que puede reconocer, que incluyen:

  • Cerrar un ojo o inclinar la cabeza al intentar ver un objeto con mayor claridad.
  • Entrecerrar los ojos cuando se expone a la luz solar brillante
  • Ver dos objetos donde solo hay un objeto o visión doble
  • Tener problemas para ver las cosas

La condición de estrabismo es reconocida con más frecuencia por otras personas que por el propio paciente. Por lo tanto, identifique bien algunos de los síntomas del estrabismo en los niños mencionados anteriormente para que puedan ser tratados lo antes posible.

Causas de los ojos entrecerrados

No se conoce con certeza la causa del estrabismo. Sin embargo, es posible que esto esté relacionado con trastornos genéticos. El riesgo de estrabismo también aumenta en niños que tienen ciertas afecciones, como:

  • Nacimiento prematuro
  • hidrocefalia
  • Síndrome de Down
  • Lesión craneal
  • Tumor cerebral
  • Parálisis cerebral

Las condiciones del ojo bizco también pueden ser desencadenadas por alteraciones visuales, como el ojo agudo, la miopía o las cataratas.

Cómo superar los ojos entrecerrados

Hay varias formas que generalmente se recomiendan para tratar la bizquera en los niños, que incluyen:

1. Usar anteojos o lentes de contacto

En algunos casos, el uso de anteojos para niños es suficiente para enderezar los ojos, especialmente en los ojos bizcos leves. Además, el uso regular de anteojos también puede fortalecer los músculos oculares y la capacidad de los niños para ver.

2. Usar una venda temporal en los ojos

Se colocará una venda temporal en el ojo dominante para estimular el ojo más débil. Su uso es de unas 2-6 horas diarias y es bastante eficaz para niños menores de 7 años.

El objetivo es hacer que los ojos se muevan en la misma dirección y fortalecer los músculos oculares.

3. Realizar cirugía de los músculos oculares.

La cirugía de los músculos oculares se realiza para cambiar la longitud o la posición de los músculos alrededor de los ojos para que parezcan rectos. Esta cirugía suele ir acompañada de terapia visual para mejorar la coordinación ocular.

Incluso después de someterse a una cirugía, el niño todavía tiene que usar anteojos para fortalecer los músculos de sus ojos.

4. Usar gotas para los ojos o inyecciones de botox

Su médico puede recetarle gotas para los ojos para difuminar la visión en el ojo dominante. Además, los ojos cruzados también se pueden superar mediante el uso de inyecciones de Botox para debilitar los músculos oculares que trabajan en exceso.

5. Realice una prueba de equilibrio y enfoque ocular

El médico evaluará qué tan bien se enfocan y se mueven los ojos de su hijo mediante la realización de pruebas. La prueba se realizó para entrenar la capacidad de los músculos oculares para regular el enfoque de la visión y equilibrar el movimiento del globo ocular.

Mientras tanto, hay varias formas que puedes hacer en casa para entrenar los músculos oculares de tu hijo y una de ellas es la técnica. empujar hacia arriba el lápiz. Esta técnica tiene como objetivo dirigir ambos ojos al mismo punto.

Solo necesita colocar el lápiz 30 cm frente a los ojos del niño, luego pedirle que se enfoque en un punto al final del lápiz. Mueva el lápiz hacia la nariz y retírelo de la nariz.

Este ejercicio se puede hacer durante unos minutos, pero deténgase si su pequeño se queja de que su visión comienza a sentirse borrosa.

No subestime la condición de los ojos cruzados en los niños, porque si esta condición no se trata adecuadamente, es posible que el cerebro no pueda percibir las cosas que se ven en la parte débil del ojo. Esto puede resultar en ojo vago (ambliopía) e incluso puede causar pérdida de visión.

Si nota los síntomas de un estrabismo en su hijo, consulte inmediatamente a un médico para obtener el tratamiento adecuado. No demore el examen, porque si los ojos cruzados en los niños se detectan temprano, se pueden evitar varias complicaciones, incluida la ceguera.