Tenga cuidado con los signos de 7 enfermedades reproductivas masculinas

La enfermedad reproductiva masculina es una afección en la que los hombres experimentan ciertos problemas de salud o enfermedades que afectan la capacidad de sus órganos reproductivos. Esto puede deberse a una anomalía congénita, una infección, una lesión o incluso un tumor.

Generalmente, las personas están más familiarizadas con la impotencia o la disfunción eréctil como una enfermedad reproductiva masculina. Aunque existen muchos otros tipos de enfermedades que pueden afectar la capacidad reproductiva de un hombre.

Signos importantes de la enfermedad reproductiva masculina para reconocer

No subestime los síntomas en los órganos reproductores, como los testículos que duelen durante las relaciones sexuales o al orinar. Estas condiciones pueden ser un signo de enfermedades del sistema reproductor masculino, como las siguientes enfermedades:

1. Disfunción eréctil

La disfunción eréctil o impotencia es la incapacidad de un hombre para realizar o mantener una erección durante las relaciones sexuales. Esta afección a menudo es causada por estrés y ansiedad excesivos, pero también puede verse afectada por el uso prolongado de medicamentos, así como por antecedentes de enfermedad cardíaca y diabetes. La impotencia se puede tratar de varias formas, desde cambiar su estilo de vida hasta tomar medicamentos.

 2. Hipospadias

La hipospadias ocurre cuando la uretra o el tubo por donde pasa la orina se encuentra en una posición anormal, que no está en la punta del pene sino en la parte inferior. Esta afección es una anomalía congénita que debe tratarse mediante cirugía. Si la operación sale bien, los hombres pueden realizar sus actividades sexuales normales.

3. Criptorquidia

La criptorquidia es una afección en la que uno o ambos testículos no son visibles debido a que el testículo no desciende a su posición correcta. La criptorquidia es un trastorno congénito que se experimenta comúnmente en bebés prematuros. La orquidopexia es una de las operaciones más efectivas para tratar la criptorquidia.

4. Varicocele

El varicocele es una enfermedad caracterizada por la hinchazón de las venas del escroto (escroto). Además de poder encoger los testículos, esta enfermedad reproductiva masculina también puede causar infertilidad debido a la reducción de la producción y calidad de los espermatozoides. Tenga en cuenta los diversos síntomas de esta enfermedad, como hinchazón del escroto, un bulto en uno de los testículos, dolor en el escroto y vasos testiculares que se ven agrandados e hinchados.

 5. Hiperplasia prostática benignaHiperplasia prostática benigna (HPB)

La HPB es un agrandamiento de la glándula prostática que puede ejercer presión sobre la uretra. Las condiciones que pueden ser una parte natural del proceso de envejecimiento generalmente son causadas por cambios en el crecimiento celular y el equilibrio hormonal. La HPB generalmente se caracteriza por síntomas como flujo de orina débil, flujo de orina ramificado, necesidad frecuente de orinar, no orinar lentamente y dificultad para orinar.

6. Hidrocele

El hidrocele es una enfermedad reproductiva masculina caracterizada por la acumulación de líquido alrededor de los testículos, lo que causa hinchazón en el área escrotal. Aunque es común en los recién nacidos y generalmente inofensivo, esta afección puede ser incómoda y generalmente está precedida por síntomas como hinchazón, dolor y escroto rojo. En casos raros, un hidrocele puede coexistir con el cáncer de testículo.

7. Cáncer de próstata

El cáncer de próstata generalmente ocurre en hombres mayores de 40 años, especialmente en aquellos que tienen antecedentes familiares de problemas de salud similares. Esta enfermedad se caracteriza por dolor al orinar y durante la eyaculación, dolor en la zona lumbar y sangre en la orina. En el tratamiento del cáncer de próstata se puede realizar terapia hormonal, radioterapia, quimioterapia y cirugía dependiendo de la gravedad del cáncer.

Si experimenta síntomas perturbadores de una de las enfermedades reproductivas masculinas mencionadas anteriormente, consulte inmediatamente a un urólogo. La detección temprana de la enfermedad puede facilitar el tratamiento, por lo que las posibilidades de recuperación son mayores.