Retinoblastoma: síntomas, causas y tratamiento

El retinoblastoma es un cáncer de ojo en niños. Este cáncer de ojo ocurre cuando las células de la retina del ojo crecen rápidamente, sin control y dañan el tejido circundante. Un signo de retinoblastoma es que los ojos parecen "ojos de gato" cuando se exponen a la luz.

La retina está ubicada en la pared posterior del globo ocular. La retina consiste en una red de nervios que funcionan para transmitir luz al cerebro, para que una persona pueda ver. El retinoblastoma provocará una alteración de la función de la retina. En etapas avanzadas, esta condición dañará el tejido ocular y provocará ceguera. El retinoblastoma es uno de los tipos de cáncer más comunes en los niños.

Causas del retinoblastoma

El retinoblastoma es causado por un cambio o mutación en el gen RB1. Los cambios en este gen hacen que las células de la retina crezcan de forma rápida e incontrolable y dañen el tejido circundante. Aunque es poco común, las células cancerosas del ojo también pueden diseminarse (hacer metástasis) a otros órganos.

No se ha determinado la causa exacta de las mutaciones genéticas en el retinoblastoma. Aproximadamente el 25% de los casos de retinoblastoma se heredan con un patrón autosómico dominante, es decir, el gen anormal lo hereda uno de los padres. El resto ocurre de forma esporádica y aleatoria, no heredada de los padres.

Los síntomas del retinoblastoma

Uno de los síntomas tempranos y característicos del retinoblastoma es la aparición de "ojo de gato". Esta apariencia es en realidad leucocoria, que es una imagen de manchas blancas que aparecen cuando los ojos se exponen a la luz. La leucocoria es una imagen anormal, porque los ojos deben emitir un color rojizo cuando se exponen a la luz.

La leucocoria en el retinoblastoma generalmente irá seguida de otros síntomas y signos, como:

  • Ojos bizcos (estrabismo)
  • ojo rojo
  • Ojos hinchados y agrandamiento del tamaño de uno o ambos globos oculares
  • Ojos duelen
  • Cambios en el color del iris del ojo.
  • Disturbio visual

Cuando ir al doctor

Consulte con el médico si su hijo tiene los síntomas anteriores. Se espera que la detección y el tratamiento tempranos eviten el desarrollo de cáncer y las complicaciones que pueden ocurrir.

Si a su hijo le diagnostican retinoblastoma, siga el tratamiento y los consejos que le dé el médico. Los pacientes con retinoblastoma se someterán a exámenes periódicos. Tiene como objetivo determinar el progreso de la terapia y la condición del niño.

Diagnóstico de retinoblastoma

El médico hará preguntas sobre las quejas y los síntomas experimentados por el niño, así como sobre el historial médico del niño. Después de eso, el médico realizará un examen ocular. El médico también utilizará la ayuda de un oftalmoscopio para ver las capas más profundas del ojo.

Para confirmar el diagnóstico, el médico realizará exámenes adicionales en forma de:

  • Escanear con ultrasonido, OCT (oLa tomografía de coherencia óptica), Resonancia magnética del ojo o tomografía computarizada del ojo y el hueso, para determinar la ubicación del cáncer y su propagación
  • Pruebas genéticas, para averiguar si el retinoblastoma se hereda de los padres o no.

Tratamiento del retinoblastoma

El tratamiento del retinoblastoma tiene como objetivo prevenir el desarrollo de cáncer y un mayor daño al ojo. El tratamiento del retinoblastoma depende de su tamaño, ubicación y diseminación, y de la gravedad del cáncer.

Cuanto antes se detecte y se trate, se espera que los resultados del tratamiento sean mejores. Algunas de las opciones de tratamiento que se pueden realizar para tratar el retinoblastoma son:

Quimioterapia

La quimioterapia tiene como objetivo destruir las células cancerosas mediante el uso de medicamentos especiales. Los medicamentos de quimioterapia se pueden administrar mediante inyección directamente en el ojo, a través de una vena o por vía oral.

Los tipos de medicamentos utilizados incluyen:

  • Cisplatino
  • Carboplatino
  • Etopodise
  • Fluorouracilo
  • Doxorrubicina
  • Ciclofosfamida
  • Vincent

Terapia con láser (fotocoagulación láser)

La terapia con láser se usa para destruir los vasos sanguíneos que suministran nutrientes al tumor para que pueda destruir las células cancerosas.

Crioterapia

La crioterapia utiliza nitrógeno líquido para congelar las células cancerosas antes de extraerlas. La crioterapia se puede realizar varias veces hasta que las células cancerosas hayan desaparecido por completo.

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento contra el cáncer que utiliza rayos de alta radiación. La radioterapia se puede usar para tratar cánceres que son difíciles de tratar, reducir el tamaño del cáncer antes de la cirugía o destruir células cancerosas que se han diseminado a otras partes del cuerpo.

Hay 2 tipos de radioterapia que se pueden realizar, a saber:

  • Radioterapia externa, al enfocar los rayos de radiación desde el exterior del cuerpo.
  • Radioterapia interna, que utiliza una sustancia radiactiva que se inserta en el cuerpo para detener el crecimiento de células cancerosas.

Operación

La cirugía se realiza para extirpar el globo ocular, lo que puede ayudar a prevenir que el cáncer se propague a otras partes del cuerpo. Este método se utilizará si el tumor es muy grande y difícil de tratar con otros métodos.

La operación se realiza en varias etapas, a partir de la extracción del globo ocular canceroso (enucleación). Después de eso, se colocará un globo ocular artificial (implante) y se unirá a los músculos del ojo.

El tejido muscular del ojo se adaptará al globo ocular artificial a medida que avanza el proceso de curación, de modo que más tarde el globo ocular artificial pueda moverse como un ojo real aunque no pueda ver.

Complicaciones del retinoblastoma

Si no se trata de inmediato, el retinoblastma puede causar complicaciones como:

  • Propagación del cáncer a otros tejidos y órganos (metástasis)
  • Desprendimiento de retina
  • Sangrado en el globo ocular
  • Glaucoma
  • Inflamación del globo ocular y el tejido circundante (celulitis orbitaria)
  • Phthisis bulbi
  • Ciego

Prevención Retinoblastoma

El retinoblastoma no se puede prevenir. La mejor manera que se puede hacer es hacerse exámenes de la vista con regularidad, especialmente en los niños que tienen familiares con antecedentes de retinoblastoma.

Para aquellas de ustedes que están planeando un embarazo pero tienen antecedentes familiares de retinoblastoma, nunca está de más hacerse una prueba genética.