Lesión menor en la cabeza: síntomas, causas y tratamiento

El traumatismo craneoencefálico menor es el tipo más común de traumatismo craneoencefálico y los síntomas son leves. Esta lesión ocurre cuando una persona experimenta un golpe directo y repentino en la cabeza. En la gran mayoría de los casos, las lesiones menores en la cabeza son el resultado de caídas.

La mayoría de las personas con lesiones menores en la cabeza se recuperan sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, sigue siendo necesario un examen médico para evitar el empeoramiento de los síntomas y la aparición de complicaciones.

Causas y factores de riesgo de lesiones menores en la cabeza

El cerebro es un órgano formado por tejidos blandos. Este órgano vital está rodeado de líquido cefalorraquídeo que sirve para proteger el cerebro en caso de impacto en la cabeza.

Las lesiones menores en la cabeza ocurren cuando el cerebro golpea el hueso del cráneo. Como resultado, la función cerebral se ve afectada temporalmente.

Hay varias afecciones o actividades que corren el riesgo de causar lesiones menores en la cabeza, a saber:

  • Caídas, especialmente en niños y ancianos.
  • Participar en deportes que involucran impacto, como fútbol, ​​hockey y boxeo, especialmente cuando no se usa equipo de protección.
  • Tener un accidente, por ejemplo, al andar en bicicleta o conducir un vehículo de motor.
  • Experimentar violencia física, como un golpe o un golpe en la cabeza
  • Tiene antecedentes de impacto o lesión en la cabeza.

Síntoma LesiónCabeza ligera

Las lesiones menores en la cabeza pueden causar varios síntomas, tanto del sistema físico como sensorial y mental. Algunos síntomas pueden aparecer inmediatamente después del incidente, mientras que otros síntomas pueden aparecer días o semanas después.

Los siguientes son síntomas físicos que pueden resultar de una lesión menor en la cabeza:

  • Dificil de dormir
  • Fácilmente cansado y somnoliento
  • Náuseas y vómitos
  • Saldo perdido
  • Mareos y dolor de cabeza
  • Trastornos del habla
  • Aturdido y confundido, pero sin perder el conocimiento.
  • Pérdida del conocimiento durante unos segundos o minutos.

En el sistema sensorial, los síntomas pueden ser:

  • Mal sabor de boca
  • Sensible a la luz y al sonido
  • Cambios en la capacidad del sentido del olfato.
  • Zumbido de oídos
  • Visión borrosa

Mientras que los síntomas mentales que pueden surgir de una lesión menor en la cabeza incluyen:

  • Estado de ánimo cambiante
  • Es fácil sentirse ansioso y deprimido.
  • Deterioro de la memoria y la concentración.

Cuando ir al doctor

Consulte con su médico si usted o su hijo tienen una lesión en la cabeza, incluso si no tiene ningún síntoma.

Acuda inmediatamente al médico si aparecen las siguientes quejas, especialmente si persisten y empeoran:

  • Náuseas y vómitos
  • Aturdido o confundido
  • Zumbido de oídos
  • Mareos y dolor de cabeza
  • Sangrado por la nariz o los oídos
  • Pérdida del conocimiento durante más de 30 minutos.
  • Cambios en el comportamiento y el habla.
  • Cambios en la coordinación de los movimientos mentales y corporales.
  • Cambios en el ojo, como pupilas agrandadas o tamaño desigual entre la derecha y la izquierda
  • Disturbio visual
  • Extremidades débiles
  • Embargo

Diagnóstico LesiónCabeza ligera

El médico le preguntará acerca de los síntomas experimentados y si hay antecedentes de un golpe en la cabeza. Después de eso, el médico realizará un examen físico para determinar la gravedad de la lesión en la cabeza sufrida por el paciente.

El examen físico se realizó utilizando Escala de coma de Glasgow (GCS). El GCS medirá la capacidad del paciente para mover los ojos y las piernas, así como la respuesta del paciente al seguir las instrucciones dadas.

En la GCS, la capacidad del paciente se valorará de 3 a 15. Cuanto mayor sea la puntuación, menos grave será la gravedad. Las lesiones menores en la cabeza se encuentran en una escala de 13 a 15.

Además de GCS, los médicos también pueden realizar otros exámenes, como:

  • Examen neurológico, para determinar la función de la visión, la audición y el equilibrio.
  • Escaneo de la cabeza con una tomografía computarizada o una resonancia magnética, para ver qué tan grave es la lesión

Tratamiento Lesión Cabeza ligera

Las lesiones menores en la cabeza no suelen requerir un tratamiento especial. El médico aconsejará al paciente que descanse y le recetará paracetamol para aliviar los dolores de cabeza.

Los médicos también aconsejarán a los pacientes que no realicen actividades que puedan empeorar los síntomas, es decir, actividades que requieran mucho movimiento o alta concentración.

Aun así, no se aconseja a los pacientes que descansen por completo. Es una buena idea realizar una actividad ligera de vez en cuando para saber si sus síntomas empeoran o si aparecen otros síntomas. Si es así, consulte con su médico para que pueda recibir tratamiento de inmediato.

Para ayudar en el proceso de recuperación, hay varias cosas que deben tenerse en cuenta, a saber:

  • No tome aspirina e ibuprofeno.
  • No tome pastillas para dormir o sedantes, como alprazolam, a menos que lo recete un médico.
  • No consumas bebidas alcohólicas.
  • No conduzca, opere maquinaria ni practique deportes de contacto hasta que se haya recuperado por completo.
  • Pregúntele a su médico cuándo puede regresar a la escuela, hacer ejercicio o trabajar.

Complicaciones Lesión Cabeza ligera

Las lesiones menores en la cabeza pueden provocar una serie de complicaciones, que incluyen:

  • Dolor de cabeza postraumático, puede aparecer hasta 7 días después de la lesión.
  • Vértigo postraumático, puede aparecer durante días, semanas e incluso meses después de la lesión.
  • Síndrome posconmoción cerebral, que incluye dolores de cabeza, mareos y dificultad para pensar que persiste hasta 3 semanas después de la lesión.

Prevención Lesión Cabeza ligera

Los siguientes son algunos pasos preventivos que se pueden tomar para evitar lesiones menores en la cabeza:

  • Utilice equipo de protección personal cuando realice actividades o deportes que tengan riesgo de impacto.
  • Usar un cinturón de seguridad al conducir un automóvil y usar un casco al conducir una motocicleta
  • Garantizar la seguridad en el hogar, como hacer pasamanos en las escaleras e instalar alfombrillas antideslizantes para que el piso del baño no sea resbaladizo.
  • Haga ejercicio con regularidad para entrenar el equilibrio y fortalecer los músculos de las piernas.