Masculinidad tóxica, esto es lo que necesita saber

"¡Eres un hombre, no llores, por favor!" ¿Alguna vez ha tenido este tratamiento? Esta actitud se incluye en masculinidad tóxica. En lugar de poder brindar apoyo o energía positiva, masculinidad tóxica puede tener un impacto negativo en la vida social y la salud mental de los hombres.

Masculinidad tóxica es una presión cultural para que los hombres se comporten y se comporten de cierta manera. Este término generalmente se asocia con valores que se consideran en un hombre, por ejemplo, los hombres deben mostrar fuerza, poder y abstenerse de expresar emociones.

Básicamente, masculino es una buena característica. Sin embargo, esto se convierte en tóxico o equivocado cuando se requiere que los hombres posean y demuestren masculinidad para evitar el estigma de los “hombres débiles”.

De hecho, un hombre también puede tener una naturaleza amable o amable, amigable o sensible, y los hombres no tienen nada de malo.

Reconocer las características Masculinidad tóxica

En concepto masculinidad tóxica, las emociones tienden a ser juzgadas como debilidad y la masculinidad se asocia de manera idéntica con la fuerza, la dureza o el prestigio. Entonces, todo hombre debe poder almacenar emociones en cualquier situación, especialmente la tristeza, y ser dominante, como en las costumbres patriarcales.

Además, actitud masculinidad tóxica también suele verse a través de las siguientes características:

  • No muestre emociones tristes ni se queje, y asuma que los hombres solo pueden expresar coraje e ira
  • Sin necesidad de calidez o comodidad
  • No necesito recibir ayuda y no puedo depender de nadie
  • Debe tener poder y un alto estatus social para ser respetado por los demás.
  • Comportarse de manera grosera y agresiva, y dominar a los demás, especialmente a las mujeres
  • Tendencia a ser misógino
  • Tendencia a participar en actividades sexuales violentas.
  • Tener en cuenta hábitos poco saludables "geniales", como fumar, beber bebidas alcohólicas e incluso consumir drogas ilegales.
  • Heterosexismo y homofobia

Actitud masculinidad tóxica También puede reflejarse en la noción de que los hombres no deben realizar ni tener interés en actividades idénticas al trabajo de las mujeres, como cocinar, coser o hacer las tareas del hogar.

Como prevenir Masculinidad tóxica

Desde la infancia, la mayoría de los niños reciben educación y se les exige que sean fuertes y duros. La tristeza parece ser un tabú y debe evitarse porque a menudo se considera un signo de debilidad. De hecho, todo ser humano tiene emociones que es necesario sentir y expresar.

Este concepto erróneo de masculinidad puede ser uno de los factores de riesgo para que los hombres cometan violencia doméstica, acoso sexual, violación. Además, el hombre que defiende masculinidad tóxica también puede sentirse aislado, aislado y solo, y es más difícil desarrollar la empatía.

Un hombre adulto que ha estado acostumbrado a mantener su actitud durante años. masculinidad tóxica tienden a tener dificultades para cambiar su forma de pensar. Por lo tanto, este concepto erróneo debe evitarse e inculcarse en los hombres desde la infancia.

Para no quedarse atascado con el concepto masculino equivocado y evitar sus efectos negativos, el primer paso que se puede dar es mejorar el patrón de crianza de los padres hacia los niños.

Aquí hay algunas formas que todos los padres pueden usar para mantener a su hijo fuera de esta mentalidad masculinidad tóxica:

1. Enseñe a poder expresarse

Enseñe a los niños a poder sentir y expresar las diversas emociones que siente. Hágale saber que está bien que un niño se queje, exprese tristeza y llore.

Si le da vergüenza llorar en público, comprenda que puede llorar cuando está solo o cerca de personas en las que confía, como padres, maestros o cuidadores.

2. Cultiva la empatía

La empatía en los niños no solo aparece, sino que necesita ser entrenada. Al tener empatía, los niños podrán comprender los sentimientos de ellos mismos y de los demás, y podrán controlar bien sus emociones. Esto también puede evitar que piensen masculinidad tóxica al crecer.

Enséñeles a los niños el valor de la cortesía e invítelos a poder posicionarse como otras personas. También hágale entender la importancia de mostrar preocupación y respeto por los demás, independientemente del género, el género o el origen étnico y religioso de esa persona.

3. Evite las palabras que degraden a las mujeres

En la medida de lo posible, evite palabras que parezcan degradantes para las mujeres, por ejemplo. "La forma en que caminas como una niña" o "No hables como una niña". Esto hará que los niños menosprecien a las niñas y les resulte difícil respetarlas.

4. Esté atento a los medios de entretenimiento para niños.

Supervise los medios de entretenimiento que se brindan a los niños, ya sean libros, películas, dispositivos u otros. Asegúrese de que el contenido no sea masculinidad tóxica. Si los programas de entretenimiento para niños muestran el concepto equivocado de masculinidad, comprenda que esto no es algo que deba imitarse.

Masculinidad tóxica ciertamente no es una buena actitud. Además de convertir a los hombres en una carga social, este concepto también hace que tiendan a mantener actitudes negativas, como no querer expresar sus emociones o tener dificultades para encontrar la catarsis, y esto puede poner en riesgo su salud mental.

Por tanto, tenga en cuenta las características masculinidad tóxica y haga el camino anterior para prevenirlo, especialmente en niños. No solo es beneficioso para la vida de los hombres, también se puede lograr una comprensión saludable de la masculinidad como un esfuerzo para reducir el número de violencia contra las mujeres y los niños.

Si te quedas atascado tóxicomasculinidad Hasta que sienta que su calidad de vida se ve alterada o es difícil establecer relaciones con otras personas, especialmente con mujeres, podría ser una buena idea consultar a un psicólogo para obtener el consejo y la orientación adecuados para cambiar este rasgo negativo.