Endocarditis: síntomas, causas y tratamiento

La endocarditis es una infección del endocardio, que es el revestimiento interno del corazón. Esta afección generalmente es causada por la entrada de bacterias en el torrente sanguíneo, que luego infecta la parte dañada del corazón. Si esta afección no se trata de inmediato, la endocarditis puede dañar las válvulas cardíacas y provocar complicaciones peligrosas.

En general, la endocarditis es poco común y no afecta a una persona con un corazón sano. Sin embargo, esta enfermedad es propensa a ocurrir en personas con ciertas afecciones. Por ejemplo, en ciertos tipos de enfermedades cardíacas, como personas con enfermedades cardíacas congénitas, personas con miocardiopatía y personas con válvulas cardíacas protésicas.

Síntomas de endocarditis

Los síntomas de endocarditis pueden desarrollarse lentamente durante semanas o meses (endocarditis subaguda). También puede ocurrir repentinamente en unos pocos días (endocarditis aguda). Esto depende del germen que causa la infección y de si el paciente tiene problemas cardíacos.

Los síntomas y signos clínicos de la endocarditis pueden variar de un paciente a otro, entre ellos:

  • Fiebre.
  • Temblando.
  • Débil.
  • Dolor muscular y articular.
  • Dolor de cabeza.
  • Sudando por la noche.
  • Disminucion del apetito.
  • Dolor de pecho especialmente al respirar.
  • Dificultad para respirar, especialmente al hacer ejercicio.
  • Tos.
  • Ruido del corazón.
  • Hinchazón en las piernas o el abdomen.
  • Piel pálida.

En casos raros, otros síntomas que pueden aparecer son:

  • Pérdida de peso sin motivo.
  • Hematuria (sangre en la orina).
  • Manchas rojas con dolor en las palmas de las manos y plantas de los pies.
  • Protuberancias rojas debajo de la piel, en los dedos de manos y pies.
  • Manchas moradas o rojas en la piel, el blanco de los ojos o en la boca.
  • Esplenomegalia o agrandamiento del bazo.
  • aturdidoconfusión mental).

Causas de endocarditis

La endocarditis ocurre cuando los gérmenes ingresan al torrente sanguíneo y luego al corazón. Luego, los gérmenes se adhieren a las válvulas cardíacas anormales o al tejido cardíaco dañado y se multiplican en el revestimiento interno del corazón (endocardio). Esta condición desencadena la inflamación del endocardio y daño a las válvulas cardíacas.

Además de las causas bacterianas, la endocarditis también puede ser causada por hongos y otros microorganismos. Estos gérmenes ingresan al torrente sanguíneo de varias formas, como:

  • Herida en boca. Hay llagas en la cavidad bucal cuando se cepilla los dientes con demasiada fuerza, los procedimientos dentales o las mordeduras al masticar los alimentos pueden hacer que las bacterias ingresen al torrente sanguíneo, especialmente si los dientes y las encías no se mantienen limpios.
  • Ootros órganos infectado. Las bacterias pueden ingresar al torrente sanguíneo y al corazón, desde partes del cuerpo infectadas, por ejemplo, a través de heridas abiertas en la piel, infecciones de transmisión sexual o infecciones en el tracto digestivo.
  • Catéter urinario. Las bacterias pueden ingresar al torrente sanguíneo a través de catéteres, especialmente aquellos que han estado colocados durante mucho tiempo.
  • Jeringuilla. Las agujas contaminadas pueden ser un medio para que las bacterias ingresen al torrente sanguíneo, ya sea a través de tatuajes, perforaciones o el uso de drogas inyectables.

Factores de riesgo de endocarditis

Cualquier persona puede experimentar endocarditis. Sin embargo, existen varios factores que pueden aumentar el riesgo de que una persona padezca esta afección, entre ellos:

  • Uso de válvulas cardíacas artificiales.
  • Abuso de drogas inyectables.
  • Sufre de cardiopatías congénitas.
  • Ha tenido endocarditis.
  • Daño a las válvulas cardíacas.

Diagnóstico de endocarditis

Para diagnosticar la endocarditis, el médico primero preguntará el historial médico y los síntomas del paciente. Luego, se realizarán pruebas adicionales para confirmar el diagnóstico, que incluyen:

  • Electrocardiograma (ECG).Se realiza un electrocardiograma para verificar posibles anomalías en la frecuencia y el ritmo cardíaco del paciente, midiendo la actividad eléctrica del corazón.
  • Prueba de sangre.Se examinará una muestra de sangre para identificar el tipo de bacteria en el torrente sanguíneo y para identificar otras afecciones médicas, como anemia.
  • Radiografía de pecho.A través de una radiografía de tórax, los médicos pueden determinar si la endocarditis está provocando el agrandamiento del corazón o la propagación de la infección a los pulmones.
  • Ecocardiografía.La ecocardiografía es un examen que utiliza ondas sonoras para producir una imagen del corazón. Para diagnosticar la endocarditis, los médicos pueden elegir entre 2 tipos de ecocardiograma, a saber:
    • Ecocardiografía a través de la pared torácica. Este procedimiento se realiza dirigiendo ondas sonoras hacia el pecho del paciente, a través de un dispositivo de ultrasonido. Esta prueba ayuda a los médicos a ver la estructura del corazón y buscar signos de infección.
    • Ecocardiograma transesofágico. En este procedimiento, el médico inserta un dispositivo de ultrasonido en el esófago (esófago) para que las imágenes resultantes sean más detalladas, especialmente en las válvulas cardíacas.
  • Tomografía computarizada o resonancia magnética.Esta prueba de diagnóstico por imágenes se realiza para verificar si la infección se ha diseminado a otros órganos, como el cerebro o la pared torácica.

Tratamiento de endocarditis

En muchos casos, los pacientes con endocarditis se curan con antibióticos. En otros casos, pueden ser necesarios procedimientos quirúrgicos para reparar las válvulas cardíacas dañadas y eliminar cualquier infección residual.

Antibióticos

El tipo de antibiótico que se administra para tratar la endocarditis depende del tipo de germen que causa la infección. Por lo tanto, primero se examinará la muestra de sangre del paciente para obtener la combinación correcta de antibióticos.

Generalmente, los pacientes recibirán antibióticos inyectables mientras están en el hospital. El tratamiento puede durar de 2 a 6 semanas, dependiendo de la gravedad del paciente. Cuando la condición ha mejorado, el paciente puede continuar la terapia con antibióticos en casa. Sin embargo, se recomienda a los pacientes que se sometan a controles periódicos con el médico para asegurarse de que el tratamiento va bien.

Incluso si está tomando medicamentos, algunos síntomas pueden aparecer como un signo de empeoramiento de la infección o como resultado de una reacción a los antibióticos utilizados. Acuda inmediatamente al médico si tiene síntomas de dificultad para respirar e hinchazón en las piernas, que empeoran. Estos síntomas pueden ser un signo de insuficiencia cardíaca.

Cirugía

La cirugía se realiza en endocarditis infecciosa de larga duración o en endocarditis causada por una infección por hongos. Se realiza un procedimiento quirúrgico para eliminar el tejido muerto, la acumulación de líquido y el tejido cicatricial del área infectada.

El médico también realizará una cirugía si la condición de la válvula cardíaca del paciente está dañada. Dependiendo de la condición del paciente, el médico puede reparar la válvula cardíaca o reemplazarla. El reemplazo de la válvula puede ser con válvulas biológicas hechas de tejido cardíaco animal o válvulas mecánicas sintéticas.

La cirugía se realiza en el 15-25% de los pacientes con endocarditis. Además de las condiciones anteriores, el médico también recomendará cirugía para las siguientes condiciones:

  • El paciente tiene una válvula cardíaca protésica.
  • La fiebre alta persiste a pesar de la terapia con antibióticos o antimicóticos.
  • La endocarditis es causada por un tipo agresivo de hongos o bacterias resistentes a los antibióticos.
  • Se desarrollan coágulos de sangre, a pesar de estar en terapia antimicótica o antibiótica.
  • La formación de un absceso o fístula (canal anormal) en el interior del corazón, que se conoce a partir de los resultados de las pruebas ecocardiográficas.

Complicaciones de la endocarditis

La endocarditis puede desencadenar la acumulación de bacterias y coágulos de sangre (vegetación) en el área de la infección. La vegetación puede desprenderse y moverse a órganos vitales, como el cerebro, los pulmones, los riñones y el bazo. Si estas afecciones no se tratan de inmediato, las personas que padecen endocarditis pueden desarrollar complicaciones como:

  • Trastornos del corazón, como soplos cardíacos, daño a las válvulas cardíacas e insuficiencia cardíaca.
  • Formación de abscesos (acumulaciones de pus) en el corazón, el cerebro y los pulmones.
  • trazos.
  • Convulsiones
  • Embolia pulmonar.
  • Daño en el riñón.
  • Esplenomegalia o agrandamiento del bazo.

Prevención de la endocarditis

La endocarditis se puede prevenir manteniendo una buena higiene dental. Lavarse los dientes con un cepillo de dientes o hilo dental, así como los chequeos dentales regulares, pueden evitar que los gérmenes aparezcan en su boca y entren en su torrente sanguíneo. Si tiene riesgo de endocarditis, informe a su dentista. Su médico puede darle antibióticos antes de someterse al examen.

En pacientes con antecedentes de endocarditis, cirugía cardíaca o anomalías cardíacas, es necesario conocer los síntomas de la endocarditis, como fiebre prolongada, debilidad inexplicable y heridas abiertas que no cicatrizan.

Otra medida preventiva es evitar comportamientos que puedan desencadenar infecciones cutáneas. Por ejemplo, hacerse tatuajes, perforar el cuerpo o abusar de las drogas inyectables.