8 datos sobre ácidos grasos saturados que necesita saber

Los ácidos grasos saturados también se conocen como grasas malas. ¿Porqué es eso? Porque este tipo de grasa tiene el potencial de causar diversas enfermedades si se acumula en el cuerpo. Comprenda más datos sobre los ácidos grasos saturados, para que pueda estar más alerta.

En general, existen dos tipos de ácidos grasos, a saber, ácidos grasos insaturados y ácidos grasos saturados. Los ácidos grasos insaturados se conocen como grasas que son buenas para el cuerpo. Estos tipos de ácidos grasos se pueden encontrar en nueces, semillas, aguacates, salmón y atún.

Por otro lado, se sabe que los ácidos grasos saturados son perjudiciales para la salud. El consumo excesivo de alimentos que contienen este tipo de ácido graso puede aumentar el riesgo de diversas enfermedades, como enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y diabetes tipo 2.

Datos sobre los ácidos grasos saturados

Para obtener más información sobre los ácidos grasos saturados, hay algunos datos que debe conocer, a saber:

1. Obtenido de alimentos de origen animal

La mayoría de las fuentes de grasas de origen animal contienen ácidos grasos saturados, como carnes rojas, pan, leche y productos procesados ​​como salchichas, mantequilla y tocino.

Además, algunos aceites vegetales, como el aceite de coco y el aceite de palma, también son ricos en ácidos grasos saturados.

2. Puede aumentar el colesterol en sangre.

El colesterol se divide en colesterol bueno (HDL) y colesterol malo (LDL). Un estudio planteó el hecho de que los ácidos grasos saturados pueden aumentar los niveles de LDL en la sangre. Sin embargo, el HDL o el colesterol bueno también pueden aumentar cuando se ingieren alimentos con alto contenido de ácidos grasos saturados.

Sin embargo, los expertos aún recomiendan limitar el consumo de alimentos que contienen ácidos grasos saturados para prevenir diversos problemas de salud debido al aumento de los niveles de LDL en la sangre.

3. Asociado con enfermedad cardiovascular

Según los expertos, se cree que la ingesta excesiva de ácidos grasos saturados está asociada con el riesgo de enfermedades cardiovasculares, como enfermedades cardíacas, ataques cardíacos e hipertensión arterial.

Esto está relacionado con la acumulación de colesterol malo y la inflamación que pueden dañar los vasos sanguíneos del corazón.

4. Puede aumentar el riesgo de contraer cáncer.

La investigación revela que los ácidos grasos saturados pueden estar asociados con varios tipos de cáncer, como cáncer de mama, cáncer de colon, cáncer de útero, cáncer de estómago, cáncer de próstata y cáncer de ovario. Sin embargo, estos hallazgos aún requieren más investigación.

5. Limite la ingesta diaria de ácidos grasos saturados

Como se mencionó anteriormente, una dieta alta en ácidos grasos saturados puede aumentar el colesterol en sangre, por lo que es necesario limitar su consumo. La ingesta de ácidos grasos saturados no debe exceder las 120 calorías o aproximadamente 13 gramos por día.

6. Incluya una dieta saludable

Varios riesgos para la salud que pueden ocurrir debido a los ácidos grasos saturados no hacen que se mantenga alejado de inmediato o incluso que no ingiera alimentos con ácidos grasos saturados.

Todavía se le permite comer carne roja, mantequilla u otros alimentos procesados ​​siempre que no sea excesivo y esté acompañado de una dieta saludable, como comer frutas, verduras, pescado y cereales integrales.

7. Relacionado con enfermedades autoinmunes

Las enfermedades autoinmunes ocurren cuando el sistema inmunológico del cuerpo ataca y destruye las propias células del cuerpo. Se cree que una dieta rica en grasas saturadas está asociada con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades autoinmunes. Sin embargo, estos hallazgos aún deben investigarse más.

8. El impacto en los diabéticos

Un aumento de los niveles de azúcar en sangre en los diabéticos será cada vez más difícil de controlar si la dieta que se sigue no es saludable, incluido el consumo de alimentos ricos en ácidos grasos saturados. Si continúa, los diabéticos corren el riesgo de desarrollar complicaciones de la diabetes, como enfermedades cardíacas.

Además de prestar atención a una dieta saludable que no contenga un exceso de ácidos grasos saturados, también es importante adoptar otro estilo de vida saludable. Empiece a hacer ejercicio con regularidad, evite el estrés excesivo, deje de fumar y descanse lo suficiente.

Si aún tiene preguntas sobre los ácidos grasos saturados o tiene ciertas afecciones y desea saber qué tipos de alimentos son buenos o malos para su salud, consulte a su médico para conocer las respuestas.