Varias enfermedades caracterizadas por mal aliento

El mal aliento no solo es causado por una mala higiene bucal, sino que también puede ocurrir debido a diversas enfermedades. El mal aliento causado por una enfermedad generalmente tiene un olor distintivo, según la causa y los órganos afectados.

Las investigaciones muestran que el 80% del mal aliento se debe a problemas de salud bucal. Sin embargo, también existen algunas enfermedades que pueden provocar mal aliento. Cada una de estas enfermedades causa diferentes olores del aliento, que van desde un olor dulce a fruta hasta un olor nauseabundo como heces.

Reconociendo varias enfermedades que causan mal aliento

Algunas enfermedades que pueden provocar mal aliento son:

1. Caries

Los restos de comida y las bacterias pueden quedar atrapados en las caries de los dientes el tiempo suficiente para pudrirse. Esta condición hace que la boca huela mal. Además de las caries, la gingivitis y la boca seca también pueden ser la causa del mal aliento.

2. Sinusitis

El mal aliento que experimentan las personas que padecen sinusitis puede ocurrir cuando el moco que contiene bacterias de la nariz baja por la garganta. El mal aliento de quienes padecen sinusitis tiende a oler a heces. Además del mal aliento, quienes padecen sinusitis también pueden experimentar una secreción nasal prolongada, moco nasal verde o amarillo, fiebre y dolores de cabeza.

3. Enfermedad ácida del estómago

Si el mal aliento debido a la sinusitis huele a heces, el mal aliento causado por la enfermedad de reflujo ácido tiende a oler agrio. Esto puede ocurrir porque el ácido del estómago se eleva hacia el esófago, provocando un olor agrio en la boca.

4. Diabetes

El mal aliento que aparece debido a la diabetes huele a fruta. El mal aliento en los diabéticos ocurre cuando no hay suficiente insulina para tomar el azúcar de la sangre como fuente de energía, por lo que el cuerpo quema grasa en su lugar. A partir de esta quema de grasa, se forman ácidos cetónicos que causan mal aliento que se asemeja a un aroma afrutado.

5. Enfermedad renal

El mal aliento puede estar relacionado con una enfermedad renal si huele a orina o huele a pescado. Si los riñones no funcionan correctamente, las toxinas y los productos de desecho del metabolismo del cuerpo no pueden excretarse a través de la orina. Estas toxinas y desechos luego se acumulan y se esparcen por todo el cuerpo, causando un olor a orina o a pescado que se puede percibir por la boca.

Cómo superar el mal aliento

El mal aliento que se produce debido a una enfermedad o problemas de salud se puede superar con el tratamiento de un médico. El tratamiento se adaptará a la enfermedad padecida. Una vez que se resuelve la enfermedad, el mal aliento generalmente también desaparecerá.

Pero para ayudar a reducir el mal aliento, puede intentar las siguientes formas:

1. Cepillarse los dientes con regularidad

Para combatir el mal aliento, cepíllese los dientes con regularidad al menos dos veces al día, especialmente después de cada comida. Cepillarse los dientes con regularidad puede ayudar a eliminar los restos de comida y las bacterias de los dientes que causan el mal aliento.

2. Usar hilo dental

Cepillarse los dientes no es suficiente, porque los restos de comida aún se pueden pegar entre los dientes. Por ello, se recomienda limpiar entre los dientes con hilo dental, después de cada cepillado o al menos una vez al día.

3. Limpiar la lengua con regularidad

La lengua también es un caldo de cultivo para las bacterias que causan el mal aliento, por lo que debe limpiarse con regularidad. Puede utilizar un limpiador de lengua especial para eliminar la suciedad y las bacterias que se adhieren a la superficie de la lengua.

4. Haga gárgaras con enjuague bucal

Para deshacerse del mal aliento, puede usar enjuague bucal. Haciendo gárgaras, los restos de comida y las bacterias que causan el mal aliento se pueden eliminar y eliminar.

Puede utilizar un enjuague bucal de ingredientes naturales que contengan hojas de saga, hojas de betel y regaliz (regaliz). Estos ingredientes se consideran capaces de inhibir el crecimiento de bacterias que provocan caries y mal aliento, y dejan un aroma refrescante en la boca.

5. Incrementar el consumo de agua

Además de cuidar los dientes y la boca, también se recomienda beber más agua. Beber más agua puede evitar que la boca se seque, que es una de las causas del mal aliento.

Además, beber más agua también puede ayudar a enjuagar los restos de comida atascados en la cavidad bucal y entre los dientes, para que no haya caries que provoquen el mal aliento.

Identifique la causa del mal aliento que está experimentando, para que pueda tratarse de la manera correcta. Si el mal aliento no desaparece o empeora, consulte a un médico de inmediato.