Entrene las habilidades motoras de los niños con juegos

Las habilidades motoras son habilidades importantes que posee todo niño. Al practicar estas habilidades, los niños pueden aprender a hacer varias cosas, como pararse, sentarse y jugar. No solo eso, las habilidades motoras bien entrenadas también pueden apoyar el desarrollo infantil.

Las habilidades motoras son la capacidad de mover partes del cuerpo, como la cabeza, los labios, la lengua, las manos, los pies y los dedos. Estos movimientos no son muy visibles cuando nace un nuevo bebé, pero comenzarán a formarse lentamente a medida que crezcan y se desarrollen.

Hay dos tipos de habilidades motoras, a saber, la motricidad fina y la motricidad gruesa. Las habilidades motoras finas son movimientos que involucran músculos pequeños, como los dedos.

Las habilidades motoras finas permiten a los niños realizar diversas actividades, como escribir, dibujar y comer o beber. Las alteraciones en esta capacidad pueden hacer que los niños experimenten trastornos del aprendizaje, como dificultades para escribir o disgrafía.

Mientras tanto, las habilidades motoras gruesas involucran el movimiento de músculos grandes como piernas, brazos y músculos del cuerpo. Las habilidades motoras gruesas permiten a los niños realizar diversas actividades, como sentarse, gatear, pararse, caminar y mantener la posición de la cabeza y el cuerpo.

Cómo desarrollar las habilidades motoras de los niños

Los bebés generalmente comienzan a aprender habilidades motoras a partir de los 5 a 6 meses de edad. Para optimizar las habilidades motoras de su pequeño, mamá y papá pueden estimularlo con los siguientes juegos:

1. Organizar los bloques

Uno de los juegos sencillos que puede entrenar las habilidades motoras de los niños es armar bloques. Al jugar a este juego, los niños pueden entrenar el movimiento de los músculos de sus dedos para que puedan agarrar y alcanzar bien los objetos.

No solo eso, este juego también puede estimular la capacidad de coordinar los movimientos corporales. Los bebés generalmente pueden comenzar a jugar con bloques de construcción a partir de los 6 u 8 meses.

2. Pintura o dibujo

A través de actividades de pintura o dibujo, los niños pueden practicar sus habilidades con los dedos para agarrar y mover pinceles. No solo eso, esta actividad también puede fomentar el nivel de imaginación y creatividad de los niños.

Varios estudios también muestran que los niños a los que se les ha enseñado a pintar o dibujar desde la infancia tienen mejores habilidades de aprendizaje y memoria. Esto hace que las actividades de pintar o dibujar puedan hacer que los niños sean más inteligentes.

3. Juega con masa

Mamá y papá también pueden entrenar las habilidades motoras de su pequeño a través de juegos en forma de masa, como velas o arcilla. Además, la madre también puede invitar al pequeño a jugar con masa para galletas, si ya puede comer alimentos sólidos.

Al tocar estos objetos, su pequeño aprenderá a tocar, pellizcar, presionar y dar forma a la masa de acuerdo con la forma que le guste. Estos juegos pueden ayudar a tu pequeño a reconocer las texturas de los objetos que lo rodean.

4. Jugar a la pelota

Las habilidades motoras gruesas de los niños se pueden entrenar invitándolos a jugar a lanzar y atrapar la pelota. Elija una pelota de plástico de tamaño mediano que no sea demasiado pesada, para que sea más fácil para el niño lanzarla, atraparla o patearla.

Así, los niños practican moviendo sus manos y pies para seguir el movimiento de la pelota dada.

5. Tirar y empujar juguetes

Cuando su bebé comience a aprender a caminar, dele un juguete que pueda empujar o tirar. Juguetes que se pueden usar para enseñarle a tirar y empujar, como carros de juguete y camiones grandes. Además, mamá y papá también pueden invitar a tu pequeño a jugar con su muñeca favorita.

Además de algunos de los juegos anteriores, mamá y papá también pueden estimular las habilidades motoras de su pequeño invitándolo a jugar fuera de la casa, por ejemplo, en el patio. Cuando juegan fuera de la casa, mamá y papá pueden llevar al pequeño a jugar a la pelota, a los carros de juguete oa ponerse al día con el pequeño.

Mamá y Papá también necesitan acompañar y cuidar siempre al Pequeño cuando juega porque al Pequeño le suele gustar meterse objetos extraños en la boca. Esto corre el riesgo de asfixiarlo.

Desarrollo motriz deteriorado

El crecimiento y desarrollo de un niño con otro niño no es necesariamente el mismo. Hay niños cuyo crecimiento y desarrollo son normales, pero también hay quienes son un poco más lentos que los niños de su edad.

Sin embargo, mamá y papá no necesitan preocuparse por esto porque los retrasos en las habilidades motoras no siempre indican que está experimentando problemas de crecimiento y desarrollo.

Mamá y papá pueden seguir acompañando al pequeño cada vez que intente probar cosas nuevas, incluso cuando se estén entrenando sus habilidades motoras. Aprecia las actividades que realiza aplaudiendo o animando. Así, tu pequeño estará motivado para probar cosas nuevas.

Sin embargo, si el crecimiento y el desarrollo de su pequeño parecen estar muy atrofiados o si está preocupado por su condición, intente consultar a un médico para que pueda evaluar la condición de su pequeño y averiguar la causa.

Si se detecta que su hijo está experimentando un retraso en el crecimiento, el médico puede brindarle tratamiento y asesoramiento sobre cómo entrenar las habilidades motoras de su pequeño y estimular su crecimiento y desarrollo en general.