Estos son los síntomas del hígado que deben reconocerse

La enfermedad hepática ocurre cuando el hígado o el hígado están dañados y no funcionan correctamente. Esta enfermedad se caracteriza por una variedad de síntomas, pero los síntomas del hígado generalmente solo aparecen después de que el hígado ha sufrido un daño o una disminución drástica de su función.

Reconocer los síntomas del hígado es importante para que la enfermedad hepática se pueda detectar lo antes posible y no progrese a una etapa grave. La razón es que la enfermedad hepática que es demasiado tarde para ser reconocida y tratada puede causar insuficiencia hepática o daño hepático permanente, por lo que la única forma de superarla es un trasplante de hígado.

Reconozca los siguientes síntomas hepáticos

Cuando se altera el hígado o la función hepática, se pueden sentir varias molestias. Las quejas que surgen pueden ser diferentes para cada paciente y dependen de la gravedad de la enfermedad hepática sufrida.

Algunas personas pueden no sentir ningún síntoma al inicio de la enfermedad. Los síntomas que se presentan también pueden ser tan leves que no se confunden con síntomas hepáticos. Los siguientes son síntomas del hígado que debe conocer y consultar con su médico:

1. Coloración amarillenta de la piel y los ojos.

Uno de los síntomas hepáticos más comunes es la coloración amarillenta de la piel y los ojos. Esta condición, conocida como ictericia, ocurre cuando el hígado está comprometido, por lo que no puede procesar la bilirrubina correctamente. Esta condición hace que la bilirrubina se acumule en la sangre, lo que hace que la piel y los ojos se pongan amarillos.

2. Hinchazón de estómago

El siguiente síntoma del hígado es un abdomen hinchado debido al líquido que se ha acumulado en la cavidad abdominal. Las personas con cirrosis suelen experimentar una afección llamada ascitis.

Inicialmente, la ascitis solo puede ser un aumento en la circunferencia de la cintura y el peso. Sin embargo, si la enfermedad empeora, este síntoma del hígado puede hacer que el estómago del paciente esté muy hinchado, por lo que le falta el aire.

3. Picazón en la piel

La enfermedad hepática se puede caracterizar por la aparición de picazón en la piel, ya sea en una parte del cuerpo o en todo el cuerpo. Esta condición puede desencadenarse por varias cosas. Uno de ellos se debe a la acumulación de sales biliares debajo de la piel. La picazón puede ser tan intensa que no puede dormir o dejar de rascarse.

4. Fácil de lastimar y sangrar

El siguiente síntoma del hígado son los hematomas fáciles. Una de las funciones del hígado es producir las proteínas necesarias para el proceso de coagulación de la sangre. Cuando la función hepática se deteriora, la producción de esta proteína se reduce, por lo que los hematomas son fáciles incluso si el impacto es solo menor.

Además de esto, otros síntomas hepáticos que pueden aparecer incluyen fatiga, hinchazón de pies y tobillos, orina de color oscuro, heces negras o incluso pálidas, náuseas, vómitos y pérdida del apetito.

Consulte a un médico de inmediato si experimenta síntomas hepáticos, especialmente si tiene un alto riesgo de enfermedad hepática, por ejemplo, tiene antecedentes de hepatitis B, es adicto al alcohol, tiene diabetes tipo 2 o es obeso.