Nutrientes importantes de los alimentos para madres que amamantan para bebés inteligentes

Tener un niño inteligente y saludable, por supuesto, será la esperanza de los padres. Se pueden hacer varias cosas para lograr esto, incluido consumiramamantando la comida de la madre para que el bebé sea inteligente.

Dar leche materna (ASI) a los bebés tiene muchos beneficios, incluida la reducción del riesgo de infecciones respiratorias y de oído, y la reducción del riesgo de que los bebés tengan dificultades para defecar.

Además, el proceso de amamantamiento ayuda a formar una relación cercana entre el bebé y la madre. Igualmente importante, varios estudios han demostrado que los niños que son amamantados tienen niveles más altos de inteligencia (Cociente de inteligencia/ IQ) más alto.

Alimentos para madres que amamantan para bebés inteligentes

Hasta ahora, no se sabe que existen alimentos especiales para madres que amamantan que pueden hacer que los bebés sean inteligentes. De hecho, aunque las madres que amamantan no obtienen una nutrición completa, la leche que se libera puede satisfacer las necesidades nutricionales del bebé. La falta de ciertos tipos de nutrientes se eliminará del cuerpo de la madre.

Sin embargo, si no se controla a largo plazo, esto puede afectar el estado de salud de la madre. Por eso es importante no comer solo un tipo de alimento en particular ni seguir una dieta exagerada. Esto puede reducir la calidad y la cantidad de leche materna.

Para mantener la calidad y cantidad de la leche materna, se recomienda a las madres que amamantan consumir alrededor de 2000 a 2500 calorías por día, beber mucha agua y descansar lo suficiente. Para satisfacer las necesidades nutricionales, las madres que amamantan necesitan comer una variedad de alimentos con una nutrición equilibrada. Además, las madres lactantes también pueden consumir aumentador de presiónla leche materna.

Los alimentos que son buenos para las madres que amamantan deben contener los siguientes nutrientes:

1. Carbohidratos complejos

Los alimentos que contienen carbohidratos complejos, como cereales integrales, frutos secos, verduras y frutas, son buenas opciones para satisfacer las necesidades energéticas durante la lactancia. Esto se debe a que los carbohidratos complejos se digieren más lentamente que los carbohidratos simples, por lo que pueden suministrar energía por más tiempo y el azúcar en sangre también será más estable.

2. Proteína

Para las madres que amamantan, es importante satisfacer las necesidades de proteínas. Los bebés necesitan proteínas para formar tejido nervioso y cerebro. Según la investigación, la ingesta adecuada de proteínas de la leche materna juega un papel importante en el crecimiento del cerebro del bebé, por lo que apoyará la inteligencia más adelante.

Los alimentos que son buenas fuentes de proteínas incluyen huevos, carnes magras, pescado, productos lácteos, nueces o semillas y cereales integrales.

3. Grasas saludables

Al amamantar, se recomienda evitar las grasas malas, como las grasas saturadas o las grasas trans. Estas grasas se encuentran en la mantequilla, el aceite de palma, la nata, las carnes grasas y los lácteos (leche entera).

En su lugar, elija alimentos con grasas saludables que contengan omega-3. Se pueden obtener grasas saludables consumiendo pescado de mar, aguacates, nueces, semillas y aceite de oliva.

El pescado de mar a menudo se recomienda para el consumo de las madres que amamantan porque contiene un alto contenido de proteínas y omega-3, que consiste en DHA y EPA. Estos nutrientes son importantes para el desarrollo de los ojos y el cerebro del bebé, además de apoyar su crecimiento y desarrollo en general para que luego se convierta en un niño inteligente.

4. Hierro

El hierro juega un papel importante en el proceso de desarrollo del cerebro del bebé. Por lo tanto, se recomienda a las madres que amamantan comer alimentos ricos en hierro, como carne, frijoles, verduras y cereales integrales.

Para ayudar a absorber el hierro, coma alimentos que contengan vitamina C, como frutas y verduras.

5. Calcio

La leche y los productos lácteos, como el queso y el yogur, así como los vegetales verdes, son buenas fuentes de calcio. Otros alimentos que también tienen un alto contenido de calcio son el tofu, el tempeh, la leche de soja y los jugos o cereales a los que se les ha dado calcio adicional.

Lo importante a recordar en la elección de alimentos para madres lactantes para que los bebés sean inteligentes es variar el tipo de alimento que se consume para que la ingesta nutricional obtenida sea más diversa. Si es necesario, consulte a un nutricionista para averiguar qué nutrientes necesitan las madres que amamantan y los bebés.