Enfermedad de Buerger: síntomas, causas y tratamiento

La enfermedad de Buerger es una condición caracterizada por la aparición de dolor en las manos y los pies, con piel pálida. Esto se debe a que los vasos sanguíneos de las manos y los pies se ven afectados por la inflamación y la hinchazón, que luego pueden bloquearse debido a la formación de coágulos de sangre.

Esta condición puede causar gangrena en las manos o los pies, es decir, la muerte del tejido debido al corte del flujo de oxígeno y nutrientes a estas partes. Si ha llegado a esta fase, el tratamiento es la amputación.

Síntomas de la enfermedad de Buerger

El dolor en las manos y los pies de las personas con enfermedad de Buerger puede ser muy intenso y puede aparecer en cualquier momento, ya sea que el paciente esté activo o en reposo. El dolor también puede empeorar cuando el paciente está estresado o expuesto al aire frío.

Algunos de los síntomas que se pueden sentir incluyen:

  • Dedos de manos y pies pálidos, rojos o azules.
  • Sensación de frío, hormigueo o entumecimiento en las manos y los pies.
  • Los dedos de las manos y los pies están adoloridos.
  • Hinchazón de manos o pies.

RazónEnfermedad de Buerger

Se desconoce la causa exacta de la enfermedad de Buerger. Sin embargo, existen denuncias de que el uso de tabaco, ya sea en forma de cigarrillos, puros o productos consumidos, es el principal factor causante de esta condición. Se cree que las sustancias contenidas en el tabaco causan irritación de los vasos sanguíneos que luego desencadena la inflamación.

Además del tabaco, existen otros 2 factores sospechosos de causar la enfermedad de Buerger, a saber, factores genéticos y trastornos del sistema inmunológico que hacen que el sistema inmunológico ataque los tejidos corporales sanos.

En Asia, la enfermedad de Buerger es más común en personas de entre 40 y 45 años de edad y que son activas o han consumido productos de tabaco de forma activa. Hágase chequeos médicos periódicos, especialmente si tiene factores que pueden aumentar su riesgo de contraer la enfermedad de Buerger.

Diagnóstico de la enfermedad de Buerger

No existe un método específico para diagnosticar la enfermedad de Buerger. El diagnóstico se realiza descartando otras causas que pueden provocar síntomas similares, además de la enfermedad de Buerger.

El proceso de diagnóstico comienza con un examen de los síntomas, los factores de riesgo y el estado de salud general del paciente. Después de eso, el examen se puede continuar con pruebas. Algunas de las pruebas más utilizadas son:

  • Prueba de Allen. En esta prueba, se le pedirá al paciente que cierre el puño lo más fuerte posible y luego lo abra. Después de abrir el puño, el médico controlará la circulación del flujo sanguíneo en la mano. Si el flujo sanguíneo disminuye, podría ser un signo de la enfermedad de Buerger.
  • angiografía. En esta prueba se utiliza un procedimiento de exploración, como una tomografía computarizada o una resonancia magnética. Antes de realizar la exploración, se inyectará un medio de contraste en la vena del paciente. El tinte de contraste sirve para aclarar la imagen del estado de los vasos sanguíneos que muestra el escáner.
  • Prueba de sangre. Esta prueba tiene como objetivo detectar ciertas sustancias en la sangre cuya aparición puede ser causada por afecciones distintas de la enfermedad de Buerger.

Tratamiento de la enfermedad de Buerger

Aunque no existe un método que pueda curar completamente la enfermedad de Buerger, existen varias formas de aliviar los síntomas. El tratamiento de esta enfermedad debe ajustarse a los síntomas que aparecen.

El tratamiento sintomático que se cree que es el más eficaz es dejar de consumir tabaco. Los pacientes deben evitar por completo los productos que contienen tabaco, ya sean cigarrillos, puros o productos de tabaco que consumen. Si es necesario, los médicos pueden recomendar a los pacientes que sigan un programa especial que tiene como objetivo superar la adicción al tabaco.

Además de evitar el consumo de tabaco, el tratamiento de los síntomas de la enfermedad de Buerger también se realiza mediante:

  • Droga. Administrar medicamentos que funcionan para mejorar la circulación sanguínea, prevenir la formación de coágulos sanguíneos, estimular el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos o dilatar los vasos sanguíneos (vasodilatadores). La determinación de la dosis y el tipo de medicamento debe consultarse con un médico.
  • Operación. Una de las operaciones que se pueden realizar para aliviar los síntomas de la enfermedad de Buerger es: simpatectomía es decir, cortar los nervios que causan molestias. Sin embargo, la eficacia de tratar la enfermedad de Buerger con simpatectomía todavía debatido. Hable más con su médico sobre los beneficios y riesgos del procedimiento que se va a realizar.
  • Amputación.Las amputaciones se realizan cuando ocurren complicaciones, como una infección no resuelta o gangrena.
  • Terapia de estimulación del nervio espinal.Esta terapia tiene como objetivo aliviar el dolor enviando una pequeña corriente eléctrica a la médula espinal. La electricidad que fluye sirve para bloquear la aparición de la sensación de dolor.

Además de algunos de los métodos anteriores, el manejo de los síntomas también se puede realizar en casa. Los pacientes pueden comprimir las manos y los pies con agua tibia para aumentar el flujo sanguíneo, de modo que se pueda reducir el dolor que sienten. Sin embargo, sería mejor si se hablara primero con el médico sobre el tratamiento en el hogar. El médico determinará el tratamiento adecuado y según el estado del paciente.

Complicaciones de la enfermedad de Buerger

Las personas con enfermedad de Buerger pueden experimentar gangrena (muerte del tejido) en los dedos de manos y pies. Esta condición es el resultado de ralentizar o incluso detener el suministro de sangre a esa parte. La gangrena generalmente se caracteriza por entumecimiento y decoloración de los dedos de las manos o de los pies a azul o negro. Sería mejor si el paciente acudiera inmediatamente al médico cuando se diera cuenta de la aparición de los síntomas anteriores.

Prevención de la enfermedad de Buerger

La prevención de la enfermedad de Buerger se puede realizar evitando los cigarrillos o utilizando productos elaborados con tabaco. Los pacientes adictos al tabaco pueden consultar a un médico. Los médicos recomendarán terapia para ayudar a los pacientes a superar las adicciones.

Además, también se pueden hacer esfuerzos para reducir el riesgo de enfermedad de Buerger, que incluyen:

  • Comiendo comida sana
  • Realice controles de rutina
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Suficiente descanso.