El uso de la luz láser en el mundo médico

La luz láser se ha utilizado durante mucho tiempo como tratamiento para diversas enfermedades, como la caída del cabello, cálculos renales, alteraciones visuales, dolor de espalda y cáncer. Esta terapia médica usa un haz de luz fuerte para cortar, quemar o destruir tejido anormal en el cuerpo.

La luz láser tiene una cierta longitud de onda que es diferente de otros rayos. Este rayo se enfoca en un punto determinado y emite luz con una intensidad muy alta. En medicina, la luz láser permite a los médicos realizar cirugías de manera más segura. Esta técnica quirúrgica con luz láser se enfoca en un área pequeña del cuerpo sin dañar el tejido circundante.

Escribe-JTipos de luz láser

Hay muchos tipos de rayos láser que se utilizan en el tratamiento médico. Se tratan diferentes tipos de láseres, diferentes afecciones. Aquí hay unos ejemplos:

  • Láser de dióxido de carbono

    Este rayo láser se utiliza para hacer incisiones menos profundas, como en la extirpación de un cáncer de piel.

  • láser de argón

    Este tipo de láser combina luz con quimioterapia para destruir más células cancerosas. Los láseres de argón también se pueden utilizar para procedimientos quirúrgicos.

  • Nd: láser YAG (granate de itrio aluminio dopado con neodimio)

    Este tipo de láser es capaz de llegar a capas más profundas de tejido corporal. Este tipo de láser se puede utilizar para tratar trastornos de los vasos sanguíneos, como venas varicosas y hemangiomas.

  • Terapia con láser de bajo nivel (Terapia con láser de bajo nivel o LLLT)

    Esta terapia también se conoce como terapia con láser frío. Esta técnica se utiliza en cirugías menores y también para aumentar la capacidad de reparación (regeneración) del tejido corporal.

Luz láser para tratar enfermedades

Los siguientes son algunos de los usos de la luz láser como método de tratamiento:

  • Ayudar con los procedimientos quirúrgicos, como la extirpación de tumores y cálculos renales, cirugía de próstata y cirugía de mama.
  • Mejorar la visión, como en los procedimientos LASIK, reparar retinas desprendidas y remover cataratas.
  • Asistir en procedimientos médicos dentales y orales, como tratamiento de conducto (endodoncia), cirugía periodontal, blanqueamiento dental y cirugía oral.
  • Ayudar con procedimientos de cirugía estética, como cirugía plástica, eliminación de cicatrices, tatuajes, manchas negras, estrías, arrugas, marcas de nacimiento o venas varicosas.
  • Eliminar el vello o el vello de determinadas partes del cuerpo.
  • Trate el dolor de espalda.
  • Trate el cáncer, como el cáncer de cuello uterino, el cáncer de pene, el cáncer de vulva, el cáncer de vagina, el cáncer de piel y el cáncer de pulmón en una etapa temprana.
  • Ayudar con procedimientos de cirugía estética, como cirugía plástica, eliminación de cicatrices, tatuajes, manchas negras, estría, arrugas, marcas de nacimiento, varices y cirugía de lunares.

Riesgos del tratamiento con luz láser

Si se realiza correctamente, el tratamiento con láser puede reducir el riesgo de infección de la herida y las molestias después de la cirugía. Además, el tiempo de recuperación con esta terapia tiende a ser más rápido que con la cirugía regular.

Sin embargo, como ocurre con todos los procedimientos médicos, la cirugía con luz láser también tiene riesgos. Algunos de estos riesgos incluyen dolor, infección, sangrado, cicatrices y decoloración de la piel. Además, la terapia con láser tiende a ser más cara y debe realizarse de forma repetida.

Antes de decidirse a utilizar la terapia de luz láser para el tratamiento de determinadas enfermedades y procedimientos médicos, se recomienda que consulte primero con su médico. Porque no todo el mundo puede someterse a este tratamiento. Por ejemplo, no se recomienda que una persona menor de 18 años se someta a una cirugía ocular LASIK con láser.