Esta es la solución para los niños a los que no les gusta el arroz.

El arroz es una fuente de energía y carbohidratos para todos, incluidos los niños. Sin embargo, no pocos niños a los que no les gusta el arroz, sabes. Esto es suficiente para marear a las madres. Entonces, ¿cómo lidiar con los niños a los que no les gusta el arroz?

En Indonesia, el arroz es un alimento básico que suele consumirse todos los días. La noción de "no has comido realmente si no has comido arroz" ha quedado grabada en la mente de muchos indonesios. Como resultado, muchos padres se preocupan cuando a sus hijos no les gusta comer arroz.

Consejos para superar a los niños que no les gusta el arroz

El arroz contiene carbohidratos y fibra. Entonces, además de ser una fuente de energía, el arroz también es beneficioso para la salud digestiva. Además, el arroz también contiene varias vitaminas y minerales, como las vitaminas B1 y B6, magnesio, fósforo, selenio y manganeso, que son buenos para la salud del cuerpo.

Aunque tiene los nutrientes importantes que necesitan los niños, no todos los niños son felices cuando tienen que comer arroz. Sin embargo, esto no significa que a tu pequeño realmente no le guste el arroz. sabes, podría ser porque estaba aburrido.

ahoraPor ello, algunos de los siguientes consejos que puedes intentar tratar con los niños a los que no les gusta el arroz:

Variaciones en el procesamiento del arroz

Cuando a su pequeño le sirvan arroz y luego se niegue, no se apresure a asumir que no le gusta el arroz, ¿verdad, Bun? Puede ser que el pequeño se aburra con el arroz que mamá le dio.

Si este es el caso, debe ser más variado al procesar el arroz, por ejemplo, convertir el arroz en arroz uduk o arroz amarillo. También puede utilizar otro colorante alimentario natural para colorear el arroz, como jugo de remolacha para el rojo y yema de huevo para el amarillo.

Además, la Madre puede formar bolas de arroz o varias formas lindas, para que despierte el deseo del Pequeño de comerlo.

Agrega sabor

El sabor original del arroz tiende a ser suave. Para aumentar el apetito de su pequeño por el arroz, también puede sabes, agregando sabor al arroz, por ejemplo reemplazando el agua para cocinar arroz con caldo o leche de coco.

Además, si desea agregar un aroma fragante al arroz, puede agregar un poco de jugo de lima o agregar hojas de pandan y ajo al cocinar el arroz.

Crea un ambiente agradable para cenar

Es importante crear un ambiente agradable para cenar. No hagas de las comidas un momento de discordia entre la madre y el bebé, ¿de acuerdo?

Antes de darle arroz a tu pequeño, presta atención a si realmente tiene hambre o no. Si no tiene hambre, ya sea arroz o cualquier menú que cocine, no necesariamente quiere tocarlo.

Si tu pequeño tiene hambre, trata de comer con él, porque quién sabe, comer juntos puede animar a tu pequeño a comer con más voracidad.

Fuentes de carbohidratos distintas del arroz

Si ha implementado los consejos anteriores, pero su pequeño aún no quiere comer arroz, no hay necesidad de preocuparse demasiado, Bun. A los niños no les gusta el arroz no es un problema para ser exagerado, sabes.

Para que su pequeño obtenga energía, carbohidratos y otros nutrientes, puede darle algunos de estos alimentos:

1. Patata

Al igual que el arroz, las patatas también son ricas en carbohidratos. No solo eso, una planta que tiene nombre latino Solanum tuberosum También almacena otros nutrientes, como fibra, potasio, vitamina C, vitamina B6 y ácido fólico. Para procesarlo, la Madre puede convertir las papas en pasteles, papas fritas, agregarlas a la sopa de verduras o convertirlas en papas al horno.

2. Maíz

El maíz es una verdura rica en carbohidratos y se puede utilizar como sustituto del arroz. Además de ser una fuente de energía y carbohidratos, el maíz también puede ser una fuente de fibra, vitamina C, magnesio y sodio.

El dulce sabor del maíz también puede despertar el apetito de los niños por comer. La madre puede procesar maíz en maíz bakwan, sopa de maíz, queso de leche de maíz y pudín.

3. Avena

Avena es un tipo de grano integral que contiene muchos nutrientes importantes, que van desde carbohidratos, fibra, proteínas, grasas saludables, hasta diversas vitaminas y minerales, como las vitaminas B1, B2, B3, B5, B9, calcio, magnesio, ácido fólico, fósforo, potasio, hierro y manganeso.

Si al niño no le gusta el arroz, avena Puede ser una excelente opción para reemplazar la fuente de energía y carbohidratos. Avena se puede procesar en papilla con varios coberturas, por ejemplo, fruta fresca, miel, nueces o verduras frescas, carne y huevos.

4. Batata y mandioca

Los tubérculos como las batatas y la mandioca se consumen desde hace mucho tiempo como sustitutos del arroz. Tanto la batata como la mandioca contienen carbohidratos, fibra y proteínas, por lo que pueden ser un buen sustituto del arroz. Puede servir batatas y mandioca a su bebé hirviéndolas, al vapor o al horno.

Los niños tienen dificultad para comer y no les gusta el arroz, de hecho, pueden marear a los padres. Sin embargo, no dejes que este problema te haga dejar que tu pequeño coma los alimentos que quiera pero que no sean nutritivos, como rosquillas o patatas fritas, con el objetivo de "mientras el niño coma".

Las madres necesitan devanarse los sesos para encontrar formas de satisfacer las necesidades nutricionales de su pequeño, aunque él no quiera comer arroz. Recuerde, no obligue a su hijo a comer, porque esto puede traumatizarlo y hacer que no quiera comer aún más.

Ten paciencia con eso. Razonable, Cómo, si al niño le gusta la comida delicada. Esto se debe a que quiere explorar su sentido del gusto para probar varios sabores en la comida.

Si al niño no solo no le gusta el arroz, sino que también siempre rechaza otros alimentos, especialmente si el peso no aumenta o incluso disminuye, la madre toma medidas. Consulte inmediatamente a un médico para obtener el tratamiento adecuado.