Tenga cuidado, quemar basura puede ser peligroso para la salud

No solo tiene un impacto en el medio ambiente, el peligro de la quema indiscriminada de basura también puede amenazar la salud humana y causar diversos problemas, que van desde problemas respiratorios hasta enfermedades crónicas.

Aunque a primera vista parece práctico y la basura desaparece de inmediato, quemar basura abiertamente puede resultar perjudicial para la salud a largo plazo. La razón es que el humo de la basura quemada contiene sustancias químicas nocivas que pueden contaminar el aire.

Peligro de quemar basura

El peligro de quemar residuos puede surgir de las siguientes formas:

Inhalar humo ardiente

El humo de la quema de cualquier tipo de desperdicio, ya sea plástico, madera, papel, hojas o vidrio, libera muchos contaminantes tóxicos, a saber, monóxido de carbono, formaldehído, arsénico, dioxinas, furanos y COV.

Las personas que se encuentran en las cercanías del lugar de la quema, especialmente los niños, las mujeres embarazadas, los ancianos y las personas con antecedentes de enfermedades cardíacas y pulmonares, tienen un alto riesgo de experimentar problemas de salud debido a la inhalación de estos materiales. También depende de cuánto tiempo y con qué frecuencia estén expuestos al humo de la quema de desechos.

Los problemas de salud que surgen pueden variar, como:

  • Tos
  • Ojos enrojecidos o llorosos
  • Picaduras de nariz como ardor
  • Sarpullido
  • Nauseabundo
  • Dolor de cabeza
  • Ataques de asma en asmáticos

No solo eso, una de las mayores preocupaciones de la quema de desechos al aire libre son los riesgos para la salud que surgen de la exposición a las dioxinas en el aire. La exposición prolongada a esta sustancia tiene el riesgo de causar:

  • Ciertos tipos de cáncer
  • Problemas del corazón
  • Trastornos del sistema inmunológico
  • Trastornos del sistema reproductivo

Comer alimentos contaminados con cenizas y humo.

Además del humo, quemar basura abiertamente producirá residuos de cenizas que pueden contener metales tóxicos, como mercurio, plomo y arsénico.

Sin darse cuenta de los peligros potenciales, algunas personas pueden enterrar las cenizas que se queman en el suelo, para que puedan ser absorbidas por las plantas vegetales o frutales que crecen a su alrededor. Como resultado, los humanos también pueden estar expuestos si comen estas verduras y frutas.

No solo en las plantas, esta sustancia nociva puede incluso estar contenida en la leche, la carne y los huevos de los animales expuestos. Estos alimentos pueden afectar la salud humana si se consumen a largo plazo. Estos problemas de salud incluyen:

  • Alta presión sanguínea
  • Desordenes cardiovasculares
  • Daño en el riñón
  • Daño cerebral

Juega alrededor del área quemada

La ceniza de la quema también puede dañar a los niños que juegan en el área. Pueden ingerir accidentalmente suelo que haya sido contaminado con cenizas tóxicas. De hecho, la ceniza puede permanecer durante mucho tiempo en el entorno de combustión, incluso en el hogar.

Además, el peligro de quemar basura abiertamente sin supervisión también puede provocar incendios no planificados.

Cómo evitar el peligro de quemar basura

No solo perjudicial para la salud, la ley número 18 de 2008 sobre Gestión de Residuos prohíbe la quema de residuos que no se ajusten a los requisitos técnicos de la gestión de residuos.

Por eso, es importante para nosotros saber cómo gestionar adecuadamente los residuos, tales como:

  • Reduzca el desperdicio al preferir productos en envases grandes a envases pequeños de plástico, así como productos recargables y reciclables a productos de un solo uso.
  • Reutilizar elementos que aún se pueden usar
  • Done artículos que ya no necesite, como ropa, libros o muebles.
  • Reprocesar los desechos orgánicos en abono, como los desechos generados en la cocina.
  • Elimine los desechos a través del personal del Sitio de procesamiento final (TPA), si no puede procesar sus propios desechos

Para protegerse a sí mismo, a su familia y a los demás de los peligros de quemar basura, evite quemar basura de ahora en adelante y siga las formas sencillas mencionadas anteriormente de manera constante. Así, el aire permanecerá limpio y fresco para respirar.

Si está expuesto con demasiada frecuencia a los vapores de la basura en llamas alrededor de su entorno y experimenta problemas de salud, no dude en consultar a un médico.