¡No se rinda con el mal olor de las axilas!

En realidad, el sudor es inodoro. Si huelemucho menos porque olor a axila, significasudor ya mezclado con bacterias en la piel. Para superar esto, hay varias formas de hacerlo. Veamos la explicación en el siguiente artículo.

El cuerpo tiene glándulas sudoríparas llamadas glándulas apocrinas en la piel de las axilas, el pecho y el área genital. En el momento de la pubertad, estas glándulas se volverán más activas para que aumente la producción de sudor.

Los hombres tienen una mayor tendencia a experimentar un olor severo en las axilas conocido como bromhidrosis, pero esta condición también puede ocurrir en las mujeres. Algunas de las posibles causas son la mala higiene corporal, la obesidad, la diabetes y los problemas de la piel.

El olor de las axilas puede reducir la autoconfianza de una persona y, a menudo, interferir con las relaciones sociales. Pero no se preocupe, hay varias formas de eliminar el olor de las axilas. El estilo de vida y el cuidado adecuado pueden evitar el mal olor corporal.

Cómo reducir el olor de las axilas

Para reducir o superar el molesto olor de las axilas, aquí hay algunos pasos que puede seguir:

1. Usar desodorante

desodorante o antitranspirante Contiene aluminio que sirve para cerrar temporalmente los poros de la piel. Cuando se usa desodorante, se sigue produciendo sudor, pero la cantidad se reduce. Cuanto menos sudor sale a la superficie de la piel, menos olor produce.

2. Mantener la higiene corporal

La higiene corporal que no se mantiene puede hacer que los gérmenes prosperen en la piel de las axilas. Bañarse todos los días de forma regular puede ayudar a inhibir el crecimiento de bacterias en la piel. No olvide ducharse inmediatamente después de hacer ejercicio o sudar.

3. Afeitarse el vello de las axilas

Un estudio encontró que afeitarse el vello de las axilas, seguido de lavarlas con jabón y agua limpia, puede reducir significativamente el olor de las axilas. Esto sucede porque las axilas que han sido afeitadas o depiladas son más fáciles de limpiar.

4. Lleva ropa cómoda

Para reducir la sudoración excesiva, evite en la medida de lo posible estar en lugares calurosos y congestionados. Use ropa holgada hecha de materiales cómodos como algodón y lino, para que el sudor se absorba fácilmente.

Cámbiese la ropa sucia con ropa limpia todos los días, especialmente si ha estado expuesta al sudor. Usar camisetas también puede ayudar a evitar que el olor corporal se pegue a la ropa.

5. Limite los alimentos que causan olor y sudoración excesiva.

Ciertos alimentos y bebidas pueden hacer que el sudor huela mal, como el ajo, la cebolla, el brócoli, el repollo, el bok choy, los espárragos, la carne roja y el alcohol.

También evite las bebidas con cafeína y las comidas picantes que pueden hacer que sude más. No olvide beber suficiente agua para ayudar al cuerpo a eliminar las sustancias que pueden desencadenar el mal olor de las axilas.

6. Manténgase alejado de las condiciones desencadenantes Sofocos

Sofocos es una sensación repentina de calor en la cara, el cuello y el pecho. Las condiciones que desencadenan la sudoración generalmente ocurren en mujeres que están atravesando la menopausia. Sofocos También puede aparecer cuando está estresado o después de ingerir alimentos poco saludables.

7. Consulte con el médico

Varias enfermedades pueden hacer que el cuerpo sude excesivamente, como diabetes, enfermedades cardíacas, trastornos de ansiedad, linfoma, hiperhidrosis, hipertiroidismo y enfermedad de Parkinson. Se recomienda consultar a un médico para poder determinar con seguridad la causa de la sudoración excesiva.

El mal olor de las axilas está estrechamente relacionado con la falta de higiene personal y un estilo de vida poco saludable. Si el olor de sus axilas aún le molesta a pesar de que ha realizado algunas de las formas anteriores, no dude en consultar a un médico.