¿Puede agregar ajo al MPASI para niños?

El ajo se ha utilizado durante mucho tiempo como condimento para alimentos. Su aroma distintivo puede sumarse al sabor de los alimentos para que sean más deliciosos. Sin embargo, la pregunta es, ¿se puede agregar ajo a la comida complementaria de un niño?

El ajo siempre está presente en casi todos los alimentos indonesios, desde platos hervidos, salteados, fritos, a la parrilla hasta platos a la parrilla. Aun así, hay algunos padres que dudan en agregar ajo a la comida complementaria de sus hijos, porque el aroma y el sabor son bastante picantes.

El ajo se puede agregar a los sólidos de los niños.

Aunque impresiona con fuerza en la lengua, esta especia está bien, Cómo, agregado al menú de alimentos complementarios del niño. Detrás del aroma distintivo, el ajo también contiene muchos nutrientes que necesita el cuerpo del niño, como vitamina C, vitamina B6, manganeso y selenio.

Además, el sabor o aroma acre del ajo generalmente se suavizará cuando se cocine e incluso agregará un sabor sabroso a los alimentos sólidos de los niños. No es solo por el ajo, sabes, Bun, sino también para otros miembros de la familia de las cebollas, como chalotes, cebollas y cebolletas.

Sin embargo, antes de agregar ajo a la comida de su pequeño, no olvide lavarlo primero. No olvide picar las cebollas lo más finamente posible para que su hijo no se ahogue al comerlas.

Una serie de beneficios del ajo para niños

La madre no debe tener miedo de darle ajo al Pequeño, porque no hay ninguna prohibición para que coma ajo. De hecho, el ajo tiene una serie de beneficios para la salud de los niños, que incluyen:

Aumentar la resistencia

El ajo contiene un compuesto llamado alicina. Este compuesto contiene azufre (azufre) y se cree que puede aumentar el sistema inmunológico del niño, así como prevenir el virus causante de la gripe que a menudo lo ataca.

Mantener la salud del tracto digestivo

Un estudio reveló que las sustancias alicina El ajo tiene un efecto antibacteriano por lo que puede prevenir o combatir las infecciones que ocurren en el tracto digestivo de los niños, incluidas las infecciones bacterianas. H. pylori en el estomago.

Lucha contra el colesterol malo

El colesterol alto no solo lo experimentan los adultos, los niños también pueden experimentarlo. ahoraAl consumir ajo, su bebé puede evitar la enfermedad del colesterol, porque se ha demostrado que esta cebolla puede reducir los niveles de colesterol malo en la sangre.

Con la información anterior, ahora sabes que darle ajo a tu pequeño tiene más ventajas que desventajas. Por lo tanto, intente enriquecer los alimentos complementarios de su bebé con ajo. Por supuesto en una cantidad razonable, eso sí, Bun.

Las madres también deben prestar atención a la reacción del pequeño cuando comienza a comer alimentos sólidos que contienen ajo. Como casi todos los alimentos, el ajo también puede provocar reacciones alérgicas o incompatibilidades alimentarias.

Si su pequeño se hincha, está inquieto, tiene picazón, náuseas y vómitos, diarrea y dificultad para respirar después de consumir ajo, llévelo de inmediato al médico para que reciba el tratamiento adecuado.