Proporcionar un botiquín de primeros auxilios para los niños.

Para los que están casados, debe proporcionar un botiquín de primeros auxilios para los niños. Al proporcionar un botiquín de primeros auxilios, puede proporcionar primeros auxilios lo antes posible cuando un niño se cae, se lesiona o tiene heridas leves.

Los niños son propensos a lesionarse porque cuando juegan, no comprenden los peligros que pueden acechar. Por eso es necesario tener un botiquín de primeros auxilios en casa. Los botiquines de primeros auxilios para niños deben contener varios tipos de equipos médicos y medicamentos, desde termómetros, medicamentos para heridas hasta medicamentos para reducir la fiebre.

El contenido del botiquín de primeros auxilios para niños.

La presencia de un botiquín de primeros auxilios parece ser muy importante, por lo que estás obligado a tenerlo. Al comprar un botiquín de primeros auxilios, debes elegir un botiquín de primeros auxilios con vidrio transparente hecho de material resistente al agua y resistente con un tamaño grande, para que pueda acomodar una gran cantidad de medicamentos y otros suministros médicos.

Luego, guarde este botiquín de primeros auxilios para niños en un lugar que sea de fácil acceso para usted, que los niños no puedan alcanzar y que esté equipado con un candado que no sea fácil de abrir para su pequeño. Las áreas de almacenamiento recomendadas incluyen gabinetes de baño o gabinetes de cocina.

Para el contenido, puede ingresar algunos medicamentos que generalmente son necesarios para los niños. Generalmente, un botiquín de primeros auxilios contiene:

1. Termómetro

Asegúrese de que haya un termómetro digital en el botiquín de primeros auxilios, porque este tipo de termómetro es fácil, rápido y tiene resultados precisos. Además de digital, también puede termómetro de oído /timpánico porque este tipo de termómetro es más práctico para aplicar a los niños pequeños que tienen dificultades para quedarse quietos.

Deben evitarse los termómetros de vidrio. Además de contener mercurio líquido, este tipo de termómetro también tiene más riesgo de romperse por lo que corre el riesgo de poner en peligro la salud del pequeño.

2. p libroguía de primeros auxilios

El manual de primeros auxilios también debe incluirse en el botiquín de primeros auxilios. En este libro hay una guía que trata sobre la respiración artificial, la ayuda para quemaduras y el alivio de la asfixia.

3. Medicina para heridas

Los niños son propensos a caerse, por lo que el botiquín de primeros auxilios debe tener medicamento para heridas, alcohol para limpiar heridas, tiritas, vendajes, gasas y algodón esterilizado.

Si es necesario, proporcione un aerosol o crema antiséptico para limpiar la herida y prevenir infecciones. Hay algunos antisépticos que contienen analgésicos para que puedan aliviar el dolor. Además de los aerosoles antisépticos, también proporcione toallitas húmedas antisépticas para limpiar la herida si no hay agua disponible.

4. Analgésico y fiebre

El botiquín de primeros auxilios del niño también debe contener analgésicos y analgésicos, como paracetamol o ibuprofeno. Administre la dosis de acuerdo con el estado de salud de su hijo o según la recomendación del médico.

5. Crema o spray antihistamínico

Asegúrese de que los antihistamínicos para reducir la hinchazón y aliviar el dolor de picaduras y picaduras de insectos o alergias también estén disponibles en el botiquín de primeros auxilios de su hijo. Además, también proporcionamos loción de calamina para aliviar las erupciones o irritaciones de la piel y loción repelente de mosquitos.

6. Gotas para ojos y nariz

Proporcione líquido lavaojos para aliviar la irritación de los ojos. Además, también proporciona gotas nasales para suavizar la congestión nasal.

  • Tijeras pequeñas para cortar vendajes y pinzas para recoger objetos pequeños que se pegan y son difíciles de recoger con las manos, como vidrios rotos en las plantas de los pies.
  • Guantes desechables
  • Cuchara o taza medidora para administrar dosis de medicamentos líquidos.
  • Linterna pequeña para examinar el interior de los ojos, oídos, garganta, nariz
  • Termo de agua caliente y bolsa de hielo.
  • Ciertos medicamentos, como aparatos respiratorios, para niños pequeños con asma

Reemplace el contenido del botiquín de primeros auxilios periódicamente para evitar la caducidad del producto. Deseche cualquier equipo que haya pasado su fecha de uso. Si es necesario, registre la fecha de compra de cada equipo en el botiquín de primeros auxilios.

Si no tiene tiempo para abastecerse de todo tipo de suministros para el botiquín de primeros auxilios de su pequeño, algunas farmacias o tiendas también proporcionan un botiquín de primeros auxilios completo con su contenido. Puedes comprar esta caja, luego completarla con otras necesidades adicionales según las necesidades de tu pequeño.

No olvide incluir la información del número de teléfono con el que se puede contactar durante una emergencia en el interior del botiquín de primeros auxilios. Estos números pueden ser los números de contacto del Departamento de Emergencias del hospital (IGD), el médico de familia o pediatra, el número del departamento de bomberos, el número de la estación de policía y los números de contacto de los dos vecinos más cercanos.

Se recomienda que estos números también se coloquen en la puerta del refrigerador o en otros lugares de la casa que sean fáciles de ver para cualquiera.

La función de un botiquín de primeros auxilios para niños es muy importante, por lo que debes proporcionarlo en casa. Cada niño tiene necesidades diferentes, por lo que sería bueno consultar a un pediatra sobre qué medicamentos deben estar disponibles en el botiquín de primeros auxilios, especialmente si el niño sufre de ciertas condiciones médicas.