El papel de los padres en la salud de los niños

¿Qué padre no quiere que su bebé crezca y sea un niño sano? Los padres y la buena crianza de los hijos juegan un papel importante en la salud y el desarrollo del pequeño. Por lo tanto, es importante educar y familiarizar a los niños con una vida saludable desde una edad temprana.

Los malos hábitos de vida, como el ejercicio poco frecuente y los patrones alimentarios poco saludables, pueden tener un impacto negativo en la salud, el crecimiento y el desarrollo de los niños. Por ejemplo, el hábito de comer alimentos ricos en calorías, pero rara vez hacer actividad física, puede afectar la salud a largo plazo. Los niños pueden desarrollar problemas de salud como obesidad, presión arterial alta y diabetes tipo 2.

VamosMadre, invita a tu bebé a aprender a vivir sano para que su cuerpo esté siempre en forma y sano.

Enseñar hábitos de vida saludables a los niños

Se necesita tiempo y paciencia para animar a los niños a que se acostumbren a llevar una vida sana. Cuanto antes se implementen los buenos hábitos, es más probable que su bebé sea un niño sano. Por esta razón, se necesita el papel de los padres para construir estos buenos hábitos.

Cuando mamá y papá enseñan a los niños un estilo de vida saludable, no olvide las siguientes cosas:

  • Conviértete en un modelo a seguir

    Además de brindar comprensión, la mejor manera de invitar a su bebé a vivir una vida saludable es ser un ejemplo. Los niños imitarán lo que hicieron sus padres. Por lo tanto, demuéstrele a su hijo que es diligente en hacer ejercicio y comer alimentos saludables de manera constante. Dar mensajes a través de acciones será más memorable para los niños que solo órdenes y regaños.

  • Realista

    Al establecer hábitos de vida saludables para los niños, es recomendable que los padres sean realistas. Tenga en cuenta que los buenos efectos de una vida sana se sentirán en el futuro, no sucederán instantáneamente.

    Es mejor comenzar con pasos simples pero consistentes que concentrarse en grandes cambios en un corto período de tiempo. Por ejemplo, invite a los niños a andar en bicicleta todas las tardes o los fines de semana, también puede invitar a los niños a cocinar alimentos saludables en lugar de pedir comida lista para comer.

  • Involucrar a todos los miembros de la familia

    Crear hábitos saludables será más fácil si también participa toda la familia. Por lo tanto, este programa no solo debe administrarse a niños. Involucre a toda la familia. Esto se puede comenzar cenando junto con un menú saludable y haciendo ejercicio juntos.

Actividad física para niños sanos

Una de las condiciones para lograr un niño sano es hacer que el pequeño se mueva con diligencia. Algunas de las cosas a continuación se pueden hacer:

  • Limite el tiempo que los niños disfrutan del entretenimiento a través de la televisión, las computadoras, Juegos de vídeo, u otros dispositivos a dos horas por día. Brinde motivación para que los niños quieran realizar actividad física con regularidad.
  • Anime a su hijo a realizar entre media hora y una hora de actividad física todos los días. Los padres y las familias también deben participar en deportes juntos.
  • Equilibre su ingesta de calorías con las actividades que realiza.
  • También se puede realizar una actividad física simple en forma de actividades domésticas para crear una familia saludable. Limpiar la casa, pasear a la mascota y hacer jardinería son buenos ejemplos de actividades para quemar calorías. Además, también puede simplemente dar un paseo por el parque, jugar en bicicleta o jugar al escondite.

Además de hacer ejercicio, no olvide acostumbrar a su hijo a beber mucha agua, a consumir frutas y verduras frescas y a evitar alimentos y bebidas que contengan mucha azúcar y sal. Puede invitar a su hijo a leer las etiquetas de alimentos y bebidas para que aprenda, comprenda y sepa qué es bueno para comer y qué no.

Acostumbrarse a las buenas actividades para que los niños estén sanos, por supuesto, requiere tiempo y paciencia. Si es necesario, puede consultar sobre la salud y el desarrollo de los niños a un pediatra.