5 beneficios del mango para bebés MPASI

Los beneficios del mango para los alimentos complementarios para bebés son muy diversos. El contenido nutricional es bastante completo, lo que convierte a esta fruta en uno de los alimentos recomendados para tu pequeño. Vamos, Bun, vea más sobre los beneficios del mango para MPASI.

Entrando en la edad de 6 meses, los bebés comienzan a necesitar más energía y nutrientes para sus cuerpos. A esta edad, el suministro de leche materna o fórmula por sí solo no es suficiente para satisfacer estos nutrientes diarios, por lo que los bebés necesitan alimentos complementarios para apoyar su proceso de crecimiento y desarrollo.

5 beneficios del mango para bebés MPASI

Se recomienda que la alimentación complementaria de los lactantes provenga de ingredientes alimentarios frescos y variados, que van desde carne, verduras, semillas, tubérculos, hasta frutas. Una de las frutas que se recomienda incluir en el menú de comida para bebés es el mango.

Los mangos deben administrarse a los bebés debido a su rica nutrición. Esta fruta dulce y amarilla contiene carbohidratos, azúcar, proteínas, fibra, ácido fólico, potasio, manganeso, cobre, magnesio, varias vitaminas importantes, como las vitaminas A, B1, B3, B5, B6, C, E y K, como así como varios antioxidantes naturales.

Algunos de los beneficios del mango para el bebé MPASI son:

1. Incrementar la inmunidad corporal

La vitamina C y los antioxidantes contenidos en los mangos tienen beneficios para aumentar la inmunidad del bebé. Ambos también juegan un papel importante en la lucha contra los gérmenes que causan varios tipos de enfermedades.

Además, los mangos pueden satisfacer las necesidades diarias de vitamina A de su pequeño. Se sabe que la satisfacción de las necesidades de vitamina A de los niños reduce el riesgo de diarrea y sarampión. Entonces, esta fruta es muy apta para el consumo en medio de la pandemia actual, para que tu pequeño esté siempre protegido por un sistema inmunológico fuerte.

2. Prevenir la anemia

Fruta con nombre latino Mangifera indica También tiene el beneficio de prevenir la anemia en los bebés, que generalmente es causada por la deficiencia de hierro. Aunque el contenido de hierro del mango no es demasiado, su abundante vitamina C puede incrementar la absorción de hierro en el intestino.

Los mangos también contienen vitamina K, que puede evitar que su pequeño desarrolle anemia. Sin embargo, por supuesto, estos beneficios pueden ser óptimos si el consumo de mango se acompaña del consumo de otros alimentos ricos en hierro.

3. Digestión suave

Los mangos contienen la enzima amilasa que es capaz de descomponer las moléculas grandes de los alimentos en pequeñas, de modo que los intestinos del pequeño absorban los alimentos más fácilmente.

Además, el contenido de fibra y agua de esta fruta también puede superar los trastornos digestivos que son bastante comunes en los bebés, como el estreñimiento y la diarrea. Ambos contenidos también pueden hacer que su pequeño se sienta lleno entre las comidas principales.

4. Mantener la salud ocular

Vitamina A junto con los antioxidantes luteína y zeaxantina Se sabe que la fruta del mango ayuda a mantener la salud ocular y reduce el riesgo de que los bebés experimenten alteraciones visuales, especialmente las causadas por la exposición al sol.

5. Educar al cerebro

Los mangos son una buena fuente de vitamina B6. Una de las funciones de esta vitamina es apoyar el desarrollo de la inteligencia de los niños. Además, la vitamina B6 también puede optimizar la producción de energía, que sin duda los niños necesitan para aprender y realizar actividades.

Esos son los diversos beneficios del mango para los alimentos sólidos para bebés. Para que su pequeño obtenga estos beneficios, la madre puede procesar los mangos en varias formas de alimentos complementarios, como puré, gelatina, ensalada de frutas, mango arroz pegajoso, o se puede comer directamente como comer con los dedos.

La madre puede dar mango como bocadillo entre la comida principal del Pequeño. Sin embargo, asegúrese de no dar mangos en cantidades excesivas, ¿de acuerdo? Esta fruta contiene suficiente azúcar como para que pueda aumentar el riesgo de obesidad en los bebés.

Darle demasiado mango también puede llenar a tu pequeño y hacer que no quiera comer su alimento principal. Esto corre el riesgo de privarlo de los nutrientes esenciales que debería obtener de estos alimentos.

En algunos bebés, dar mangos puede causar alergias. Si después de consumir mangos tu pequeño experimenta picazón, sarpullido o incluso dificultad para respirar y pierde el conocimiento, deja de darle esta fruta de inmediato y llévalo a urgencias o al médico más cercano.