¿Es realmente peligroso dar hígado de pollo a los bebés?

Algunas madres tienen miedo de dar corazones de pollo a los bebés. Dijo que las entrañas de estas aves de dos patas son peligrosas para los bebés y pueden ser tóxicas para el cuerpo del bebé. ¿Cuan cierto?

Antes de hablar sobre el hígado de pollo para bebés, debe saber de antemano que el hígado es un órgano que juega un papel importante en el filtrado y la eliminación de las toxinas que ingresan al cuerpo, tanto en los pollos como en los humanos. Sin embargo, no todo el veneno se almacena en este órgano, Bun.

Además, el hígado de pollo también es responsable de procesar los alimentos digeridos de los intestinos. A diferencia de lo que se temía, el hígado de pollo en realidad almacena muchos nutrientes importantes, como hierro, proteínas y vitaminas y minerales que tienen un alto valor nutricional.

El hígado de pollo es inofensivo para los bebés

Después de los 6 meses de edad o si ya son elegibles para la alimentación complementaria (MPASI), los bebés deben recibir alimentos nutritivos para apoyar su crecimiento y desarrollo. Bueno, uno de estos alimentos nutritivos es el hígado de pollo.

Dar corazones de pollo a los bebés no se hace sin razón, Bun. El hígado de pollo contiene una serie de nutrientes importantes para apoyar la salud del bebé, incluidos ácido fólico, proteínas, colina, grasas, fósforo, carbohidratos y varios minerales, como hierro, calcio, cobre, potasio, selenio y zinc.

El hígado de pollo también contiene varias vitaminas, a saber, vitamina A, vitamina B, vitamina E y vitamina K.

Por lo tanto, dar hígado de pollo a los bebés es realmente bueno para apoyar la salud del bebé. Gracias al contenido nutricional que se encuentra en el hígado de pollo, esta ingesta puede prevenir la anemia, aumentar la resistencia, mantener la salud ocular y apoyar el crecimiento y desarrollo de su pequeño.

Viendo el contenido y las propiedades nutricionales, dar hígado de pollo al hígado de un bebé no es algo que esté prohibido. Mamá puede Cómo, dándole al bebé hígado de pollo que ha sido procesado en varios menús.

Recomendaciones para dar hígado de pollo a los bebés

A pesar de que contiene los nutrientes que el cuerpo del bebé necesita, aún se debe considerar la posibilidad de administrar hígado de pollo, Bun. Debido a que contiene suficiente hierro, el hígado de pollo no debe administrarse demasiado, sí.

En 100 gramos de hígado de pollo, contenía unos 10 miligramos de hierro. Mientras tanto, la cantidad de hierro que necesitan los bebés de 7 a 2 meses es de aproximadamente 11 miligramos por día, mientras que para los niños pequeños de 1 a 3 años es de 7 mg por día.

Además, una porción de 100 gramos de hígado de pollo contiene aproximadamente 2800 microgramos de vitamina A. De hecho, la necesidad de vitamina A en los bebés de 7 a 12 meses es de solo 350 a 400 microgramos por día.

Por lo tanto, si se le da demasiado, se teme que el hígado de pollo pueda hacer que el bebé experimente una intoxicación por vitamina A.

Entonces, en conclusión, dar hígado de pollo a los bebés no es peligroso, siempre y cuando la cantidad no sea excesiva, Bun. La madre puede darle estos despojos al pequeño hasta 1 o 2 porciones a la semana.

Además, si quieres darle hígado de pollo a tu peque, asegúrate de haberlo cocinado hasta que esté cocido, eso sí. No solo dándole hígado de pollo al bebé, también completa el menú diario del pequeño con otros alimentos nutritivos, como frutas, verduras, pescado, huevos, nueces, semillas y leche.

Si todavía tiene dudas sobre cómo dar corazones de pollo a los bebés, puede preguntarle primero a su pediatra para asegurarse de qué tipos de alimentos son seguros y buenos para que los coma su angelito.