Estas son las 5 fases del duelo después de vivir un mal evento

Según la teoría, cuando estás de duelo o recibes malas noticias, todos experimentarán 5 fases de duelo, que son la negación, la ira, la negociación, la depresión y la aceptación. En cada persona, estas fases se pueden pasar de diferentes formas, secuencias y tiempos.

La teoría de las 5 fases del duelo fue presentada por primera vez por una psiquiatra llamada Elisabeth Kubler-Ross. Gracias a esta teoría, un psicólogo o psiquiatra puede ayudar a guiar a una persona cuando atraviesa una situación difícil en su vida.

Los sentimientos de tristeza y dolor son respuestas naturales cuando alguien experimenta un evento o evento malo, ya sea la muerte de un miembro de la familia, el divorcio o cuando se le diagnostica una enfermedad grave, como el cáncer o el VIH. Aunque es normal experimentar este sentimiento, no siempre es fácil deshacerse de él.

5 fases del duelo que debes conocer

Después de experimentar un evento traumático o un evento malo, una persona pasará por las siguientes 5 etapas de duelo:

1. Fase de negación (negación)

La negación es la primera etapa del duelo. En esta etapa, una persona tiende a dudar o negar que está experimentando un mal evento. Por ejemplo, alguien a quien se le acaba de diagnosticar una enfermedad grave puede pensar que hay un error en el diagnóstico.

Esta es una respuesta humana natural para minimizar el daño emocional o emocional que se siente. De esa forma, con el tiempo, empezará a poder afrontar esta realidad.

2. Fase de ira (enfado)

Después de pasar por la fase de negación, una persona que está en duelo se sentirá enojada y no aceptará que está pasando por un mal evento. También puede hacer que se sienta frustrado, más sensible, impaciente y cambiante. estado animico.

En esta etapa, también puede comenzar a hacer preguntas como "¿por qué yo?" o “¿qué hice mal para que esto pasara en mi vida?”. Esta ira puede dirigirse a cualquier persona, ya sea a ti mismo, a los demás, a los objetos que te rodean o incluso a Dios.

3. La fase de negociación (negociación)

Como un fuego que originalmente ardió y luego se apagó, la fase de enojo será reemplazada lentamente. Después de pasar por la fase de enojo, la persona en duelo pasará por la fase de negociación. Esta es una forma de mecanismo de defensa emocional de una persona para que pueda recuperar el control de su vida.

Esta fase se caracteriza generalmente por sentimientos de culpa, ya sea hacia uno mismo o hacia los demás. Además, al entrar en esta fase, también buscarán formas de prevenir la ocurrencia de malos eventos que se estén viviendo en el futuro.

4. Fase de depresión (depresión)

Después de que los intentos de resistir y cambiar la dura realidad que están experimentando fracasan, la persona afligida se sentirá profundamente triste, decepcionada y desesperada. Esto es parte del proceso normal de formación de heridas emocionales.

Esta fase de la depresión se caracteriza generalmente por fatiga, llanto frecuente, dificultad para dormir, pérdida de apetito o ingesta excesiva y falta de entusiasmo para realizar las actividades diarias.

Se puede decir que esta fase es la más difícil y hay que vigilarla. La razón es que el sentimiento de duelo y el dolor emocional que se siente puede llevar a ideas o intentos de suicidio.

5. Fase de recepción (aceptación)

La aceptación es la etapa final de la fase de duelo. En esta fase, una persona ya puede aceptar el hecho de que los malos eventos que experimentó realmente sucedieron y no se pueden cambiar.

Aunque todavía pueden existir sentimientos de tristeza, decepción y arrepentimiento, en esta etapa, una persona ha comenzado a ser capaz de aprender y adaptarse a vivir con la nueva realidad y aceptarla como parte de su viaje de vida.

De hecho, si la persona puede pensar positivamente, utilizará la amarga experiencia que vivió como una lección para poder convertirse en una mejor persona.

Consejos para superar los malos acontecimientos

Todos pasarán por cada fase del duelo a su manera y en su momento. Es posible que no experimente cada una de las fases de duelo anteriores, o puede ir y venir de una fase de duelo a otra. Todas estas son cosas normales y forman parte del proceso de curación.

Bueno, para ayudarlo a usted o sus seres más cercanos a hacer las paces con la situación y salir adelante de eventos desagradables, intente seguir algunos de estos consejos:

  • Pase más tiempo con las personas más cercanas a usted. Sin embargo, si desea estar solo, puede pedir un tiempo a solas hasta que se sienta mejor.
  • Evite albergar un profundo dolor solo. Intente contar historias o desahogarse con las personas más cercanas o en las que confía.
  • Si le resulta difícil hablar con otras personas, intente abrir su corazón llevando un diario de sus emociones, sentimientos, sueños o esperanzas.
  • Controle el estrés participando en actividades que sean divertidas y puedan ayudarlo a calmarse, como el ejercicio regular, la meditación o la oración.
  • Consuma una dieta nutritiva equilibrada y descanse lo suficiente.
  • Evitar mecanismos de copiado factores desfavorables, como beber alcohol, consumir drogas, fumar o hacerse daño.

El duelo es una parte de la vida que a menudo es inevitable. Sin embargo, no permita que esto suceda de manera prolongada.

Si a usted oa sus seres más cercanos les resulta difícil aceptar la dura realidad después de haber vivido un mal evento, especialmente si ha provocado síntomas de problemas de salud, como depresión, trastornos de ansiedad, insomnio o trastornos psicosomáticos, es buena idea consultar psicólogo o psiquiatra, sí.