Estos son los diversos beneficios de aprender idiomas extranjeros para la salud

Además de facilitar la comunicación con personas de otros países o partes del mundo, aprender un idioma extranjero también es beneficioso para la salud. Uno de estos beneficios es nutrir el cerebro en su conjunto.Vamos, descubra más sobre sus beneficios.

Los beneficios de aprender un idioma extranjero para el cerebro son similares a los beneficios del ejercicio para el cuerpo. El cuerpo que es diligente en los deportes estará más sano y evitará diversas enfermedades.no? Tu cerebro también. Comprender los diferentes tonos del habla, las palabras e incluso los diferentes patrones de pensamiento de diferentes idiomas puede hacerlo inteligente y joven al mismo tiempo.

Vea los diversos beneficios de aprender un idioma extranjero para el cerebro.

Aprender un idioma extranjero puede tener los siguientes efectos positivos:

Incrementar la efectividad del desempeño cerebral.

La capacidad cognitiva o el rendimiento cerebral serán más efectivos al aprender un idioma extranjero, porque el idioma es una buena forma de estimulación cerebral. Estudiarlo te permite recordar y comprender varios conceptos de orden de las palabras y gramática.

Esto hará que las personas que hablan más de un idioma (bilingües) se concentren más en realizar la tarea. Incluso se dice que encuentran más fácil encontrar fallas en la información discontinua. No solo eso, también se considera que las personas bilingües pueden usar sus recuerdos de manera más eficiente.

Con el tiempo, los beneficios de aprender un idioma extranjero van en aumento. La razón es que aprender un idioma puede ralentizar la velocidad a la que disminuye el volumen cerebral. Se considera que los hablantes bilingües tienen un mayor volumen cerebral o comúnmente llamado reserva cognitiva. Esta reserva mantiene su rendimiento cerebral agudo y no senil.

Retrasar la aparición de la demencia.

La creación de reservas cognitivas también hace que su cerebro sea más resistente al daño. Esto se evidencia por el retraso en la aparición de la demencia de unos 4-5 años en personas que hablan más de un idioma. La demencia que suele aparecer a la edad de 71 años, generalmente ocurre a la edad de 75 años en hablantes bilingües.

De hecho, incluso con demencia como el Alzheimer, los hablantes bilingües tienen mejores capacidades cognitivas que los que padecen Alzheimer monolingües (que hablan solo un idioma).

No solo la demencia, las personas que sufren de accidentes cerebrovasculares con habilidades en un idioma extranjero también recuperan las habilidades cognitivas más rápido que aquellos que solo hablan un idioma.

Apoya una mentalidad racional y creativa

Cada idioma tiene su propio carácter. Entonces, aprender un idioma extranjero te permite conocer más sobre diversas culturas, conceptos de pensamiento, así como puntos de vista para juzgar las cosas.

Esto indirectamente te hace más creativo y racional a la hora de resolver problemas y tomar decisiones. No solo eso, también se dice que hablar con fluidez un idioma extranjero es bueno para la salud mental. Se considera que los niños que aprenden idiomas extranjeros se frustran con menos facilidad.

¿Cuándo es el mejor momento para aprender un idioma extranjero?

Las personas que aprenden temprano un idioma extranjero se benefician más. 0-3 años es el mejor momento para aprender un idioma extranjero. Sin embargo, el momento óptimo para aprender un idioma extranjero es bastante largo, es decir, hasta la adolescencia.

Cuando aprendes un idioma extranjero como adulto, se almacena en un área diferente del cerebro. Por lo tanto, debe traducir algo a su lengua materna antes de poder decirlo en el nuevo idioma que está aprendiendo.

Aun así, aún obtiene los beneficios saludables de aprender un idioma extranjero, por lo que nunca es demasiado tarde. El impacto positivo de aprender un idioma extranjero también está aumentando junto con la frecuencia del uso del idioma, así como su nivel de fluidez.

Aprender más de un idioma es beneficioso para la salud del cerebro, desde la niñez hasta la vejez. Para obtener los beneficios de aprender un idioma extranjero, puede comenzar ahora. Por ejemplo, escuchando música, viendo películas o comunicándose directamente con hablantes nativos de un idioma extranjero.