¿Pueden los bebés comer hongos?

Las setas son uno de los ingredientes alimentarios más populares en Indonesia. Además de ser deliciosos para comer, los hongos también contienen una variedad de nutrientes que son buenos para la salud. Sin embargo, ¿pueden los bebés consumir hongos?

Los hongos tienen formas y texturas muy diversas. Este ingrediente es fácil de preparar y a menudo se combina con otros platos, como sopas, verduras salteadas o pasta. Su sabroso y delicioso sabor hace que los champiñones también se utilicen a menudo como caldo de cocina.

Seguridad del consumo de hongos en los bebés

La alegría de los hongos también la pueden sentir los bebés, sabes, Bollo. Las madres pueden procesar estos alimentos ricos en nutrientes como menú complementario. Sin embargo, debes esperar hasta que tu pequeño tenga entre 10 y 12 meses antes de servir champiñones, ¿verdad?

Las setas son ricas en potasio. Estos nutrientes pueden apoyar el desarrollo muscular, nutrir las células nerviosas del cerebro y mantener el ritmo cardíaco de su pequeño. El potasio también juega un papel en la regulación del equilibrio de líquidos en el cuerpo para que pueda mantener estable la presión arterial.

Proporcionar alimentos complementarios con una dieta alta en potasio también puede reducir el riesgo de que su hijo desarrolle problemas de salud más adelante en la vida, como cálculos renales y osteoporosis.

Algunos tipos de hongos también son buenas fuentes de vitamina D. Esta vitamina tiene un papel importante en la construcción de huesos y dientes fuertes. La deficiencia de vitamina D puede aumentar el riesgo de desarrollar raquitismo, que puede causar anomalías en el crecimiento óseo.

Además de estos contenidos, los hongos también contienen buenos nutrientes para apoyar el crecimiento y desarrollo del bebé, como hierro, selenio y fibra.

Consejos para procesar hongos como MPASI

Las setas se pueden encontrar fácilmente en mercados o supermercados tradicionales. Hay muchos tipos de hongos a la venta, que van desde los hongos botón, los hongos shitake, los hongos maitake, los hongos ostra, los hongos portobello y los hongos enoki.

Sin embargo, antes de comprar y procesar hongos como alimento sólido, debe prestar atención a lo siguiente:

  • Elija hongos que aún estén intactos y limpios. Evite comprar hongos que estén húmedos, mojados, viscosos o duros.
  • Lávese las manos antes de procesar los hongos.
  • Lave los champiñones a fondo con agua corriente.
  • Procese los champiñones salteándolos o triturándolos. Agregue aceite de oliva, ajo y una pizca de sal para darle más sabor.
  • Asegúrate de cocinar los champiñones hasta que estén listos.
  • Sirva los champiñones con espinacas, ejotes, papas u otros alimentos saludables.
  • Guarde los champiñones sin procesar en un recipiente cerrado y refrigere hasta por 5 días.

Los hongos pueden ser una buena opción de alimentos complementarios para la salud del bebé. Sin embargo, también asegúrese de continuar dándole a su pequeño otros alimentos saludables y leche materna, para que se satisfagan sus necesidades nutricionales.

Además, tenga en cuenta que el moho puede provocar alergias en algunos niños. Si después de consumir hongos, tu hijo experimenta síntomas de alergia, como sarpullido, picazón, labios y cara hinchados, tos, diarrea y dificultad para respirar, llévalo inmediatamente al médico, sí, Bun.